Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cisco destaca las ocho transformaciones que marcarán la evolución del sector TI

  • Actualidad

Tendencias

En el marco de su evento anual Global Editors Conference celebrado en San Francisco, Cisco ha desvelado las tendencias tecnológicas clave para 2015. Las predicciones han sido definidas por Cisco Technology Radar, un grupo formado por más de 80 expertos.

La primera de estas tendencias es el tráfico de red encriptado. Sólo el 10 por ciento de los 1.000 millones de páginas web encriptan el tráfico que envían o reciben, constituyendo una importante vulnerabilidad. Facebook, Twitter y Google ya han encriptado sus sesiones y el IETF (Internet Engineering Task Force) está creando nuevos estándares como HTTP 2.0 con capacidad de encriptación por defecto.

La segunda, la simplificación de red, que resulta fundamental para ofrecer y disfrutar de nuevos y mejores servicios en Internet con menor latencia. Se requiere una aproximación de arquitectura compuesta por distintas tecnologías como Software Defined Networking (SDN) para hacer más programable la red y priorizar las aplicaciones, networking autónomo para facilitar la auto-configuración y auto-gestión de los dispositivos conectados o la convergencia  de tecnologías IP-ópticas.

Las tecnologías Dynamic Spectrum Access (DSA) y las distintas regulaciones tratan de ampliar el espectro disponible en bandas como 5-GHz TVWS y 3.65-GHz para ceder espacio licenciado e infrautilizado al acceso a Internet inalámbrico, que supondrá la mayor parte del tráfico en 2016, son la tercera de las tendencias que destaca Cisco.

La seguridad en la Internet de las Cosas no podía faltar en este listadp. Con el crecimiento exponencial del IoT (50.000 millones de conexiones previstos para 2020), nos enfrentamos a un creciente número de amenazas y vulnerabilidades. Muchos objetos, como vehículos, sensores o dispositivos médicos, operarán en entornos desprotegidos o vulnerables, y requieren una mayor seguridad tanto desde el cloud como en el extremo de la red.

En quinto lugar, la computación consciente del contexto (Context-Aware Computing), que permite a las redes anticipar la información que el usuario necesita y proporcionársela en el lugar y momento apropiados. La localización es una de las principales fuentes para ello, y Cisco ya está ayudando a las organizaciones a monitorizar los dispositivos conectados a los puntos de acceso WiFi para ofrecer valor adicional a sus clientes finales en comercios, aeropuertos o restaurantes.

El siguiente punto de la lista es la analítica en tiempo real. El conjunto de tecnologías que procesan datos en segundos o minutos para su análisis, generación de informes, automatización o inteligencia de negocio aportan una función clave en las redes de próxima generación.

El penúltimo aspecto es la colaboración basada en navegador. WebRTC, la última evolución de HTML5, es una API abierta que facilita la colaboración web sin necesidad de instalar complementos. Al integrar las comunicaciones en tiempo real en los navegadores, WebRTC permitirá compartir voz, vídeo y datos de una forma tan sencilla como abrir páginas web.

Por último, el Fog Computing, que extiende el Cloud Computing al extremo de la red (la nube se convierte en niebla) para proporcionar servicios de computación, almacenamiento y red entre los dispositivos conectados y los centros de datos. Es fundamental para las aplicaciones de IoT como distribución energética inteligente o semáforos inteligentes, que requieren capacidades de movilidad, geo-localización, baja latencia e interacciones en tiempo real para procesar los datos en movimiento.

En palabras de Ignasi Errando, director técnico en Cisco España, “nuestro mundo está cambiando más rápido de lo que imaginamos. Las transiciones tecnológicas tienen lugar en meses en lugar de años, contemplando desde el cloud hasta el vídeo o la programación de red. Para anticiparse a dichas transiciones, Cisco colabora con otras empresas y organismos de la industria, adquiere compañías tecnológicas punteras y destina a I+D cerca de 6.000 millones de dólares anuales. En esta triple aproximación, Cisco Technology Radar es un pilar clave a la hora de identificar y adoptar las últimas tecnologías capaces de transformar la manera en que trabajamos, vivimos, aprendemos y nos divertimos”.

Redacción