Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Fin del soporte para Windows Server 2003: menos de 90 días y tres de cada cuatro instalaciones pertenecen a la gran y mediana empresa

  • Actualidad

windows server 2003

Casi 24 millones de instancias de Windows Server 2003, según los datos que maneja la propia Microsoft, se quedarán sin soporte a partir del 14 de julio, lo que podrá suponer, según la compañía, un riesgo para las empresas que decidan no llevar a cabo la migración.

Hace un año se vivía una situación similar con Windows XP, y todavía hay algo más de un 10 por ciento de la base instalada trabajando con este sistema operativo, pero, en esta ocasión, desde Microsoft esperan un proceso de migración final mucho más rápido, habida cuenta de los riesgos, tanto de seguridad como de falta de adaptación a las tendencias tecnológicas actuales, que significa no dar el paso.

Pese a todo, son 23,9 millones de instancias de Windows Server 2003 las que se verán afectadas por el fin del soporte el próximo 14 de julio, esto es, dentro de 89 días. Y es que el que Emilio Paz, Windows Server & Cloud Management de Microsoft, definía como “el primer sistema operativo nacido en Internet” lleva doce años en el mercado, lo que le complica dar respuesta a tendencias actuales como los nuevos formatos de aplicaciones, los nuevos dispositivos, la explosión de datos generada por estos dispositivos y las redes sociales, y la evolución hacia una cloud híbrida.

Además, esta evolución permitiría, además, obtener mayores eficiencias energéticas, porque, tal y como señalaba Agustín Gallego, director de alianzas de Intel, “el 32 por ciento de los sólo ofrece un rendimiento del 4 por ciento de su capacidad, mientras que consumen un 64 por ciento de la energía”.

Pero, qué supone realmente el fin del soporte. Según explicaba Emilio Paz, desde el próximo 14 de julio Microsoft deja de desarrollar software para crear actualizaciones críticas de seguridad para Windows Server 2003/R2; estos servidores dejarán de pasar las auditorías de compliance, lo que puede redundar en problemas de trabajo con entidades o compañías externas; además de un soporte discontinuado para muchas aplicaciones.

Es más, desde Microsoft recuerdan que es urgente dar el paso porque se estima en un plazo entre 1 y 2 meses la migración del servidor, y un plazo similar para aplicaciones y cargas de trabajo, lo que deja estos 89 días como un plazo demasiado corto.

Volviendo al número de instancias de Windows Server 2003, el 34% está en grandes empresas, el 33% en empresas medianas; el 25% en empresas pequeñas y el restante 8% en el sector público, una radiografía de la base instalada a nivel global, porque Microsoft no ha facilitado datos a nivel local. Lo que sí han confirmado desde la firma es que la mitad de estas instancias están en servidores físicos y la otra mitad en servidores virtuales, y que el 74 por ciento de estas instancias se concentran en 4 tipos de uso: 7,6 millones en aplicaciones de línea de negocio (LoB); 5 millones en tareas de sistema operativo (3,6 millones como servidores de impresión y 1,4 millones como infraestructura de red); y 3,8 millones en bases de datos; 3,6 millones en email y colaboración; quedando 2,1 millones para tareas web y otros 2,1 millones para otras tareas.

Por todo ello, Microsoft e Intel han puesto en marcha diferentes programas de renovación tecnológica con los principales OEM, y han animado a los partners a aprovechar una oportunidad que se podría llegar a estimar en unos 1.000 dólares por migración.

Redacción