Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La UE acusa a Google de abuso de posición dominante en las búsquedas e investigará a Android

  • Actualidad

Margrethe Vestager

La Comisión Europea ha acusado formalmente a Google de abuso de posición dominante en el mercado de las búsquedas de Internet, concretamente en el área comparación de compras, lo que puede implicar que sea sancionada con una multa multimillonaria. El organismo también ha anunciado que va a investigar a Android.

La Comisión Europea ha enviado un Pliego de Cargos a Google alegando que la compañía ha abusado de su posición dominante en los mercados de servicios de búsqueda en Internet en el Área Económica Europea (EEA). El organismo considera que Google ha favorecido de manera sistemática sus propios servicios de compras en los resultados de búsqueda, algo que infringe la normativa antimonopolio de la UE y perjudica a la competencia y a los consumidores.

“La misión de la Comisión es aplicar las normas antimonopolio de la UE para garantizar que las empresas que operan en Europa, independientemente de donde sean, no niegan a los consumidores europeos la libertad de elección y frenan la innovación”, afirma Margrethe Vestager, Comisaria europea de la Competencia. “En el caso de Google, me preocupa que la compañía ha dado un trato preferencial a su propio servicio de comparación de compras, violando las normas antimonopolio de la UE”.

El pliego de cargos enviados a Google no significa que la Comisión haya tomado una decisión sobre el caso, que comenzó hace cinco años, cuando Joaquín Almunia era Comisario de Competencia de la UE. Google dispone de 10 semanas para convencer al organismo europeo de que no prima su servicio Google Shopping frente a otros de la competencia. En caso de que “la investigación confirme nuestras preocupaciones, tendrá que hacer frente a las consecuencias legales y cambiar la forma en que opera en Europa”. La multa podría ascender hasta los 6.000 millones de euros.

 

Android

Margrethe Vestager también ha comunicado que “se ha abierto una investigación formal antimonopolio e independiente” para analizar la conducta de Google con respecto a Android. Esta investigación se centrará en conocer si Google ha llegado a acuerdos anticompetitivos o ha abusado de una posible posición dominante en el área de sistemas operativos móviles, aplicaciones y servicios para dispositivos móviles inteligentes.

“Los smartphones, tablets y otros dispositivos similares juegan un papel cada vez mayor en la vida cotidiana de muchas personas. Nos queremos asegurar de estos mercados pueden crecer sin restricciones anticompetitivas impuestas por cualquier empresa”.

Redacción

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos