Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cuatro claves tecnológicas en las empresas para el próximo año

  • Actualidad

Tendencias generica 3

Veeam Software considera fundamental para las empresas reducir los tiempos de inactividad, fomentar las capacidades de infraestructura y garantizar la disponibilidad y recuperación de los datos.

Por medio de su director técnico, Alexis de Pablos, la compañía Veeam Software Iberia ha formulado las que considera que serán las principales tendencias de tecnología que afectarán a las empresas en 2016. Son éstas:

1.- El incremento de dispositivos móviles y conectados demuestra que es inadmisible el tiempo de inactividad en las organizaciones. Incluso una pequeña interrupción temporal del servicio que no dure más de unas pocas horas puede representar un contratiempo para todos los que trabajan en esa empresa. Y a medida que Internet de las Cosas vaya cobrando impulso, el coste potencial del tiempo de inactividad aumentará. Por eso, afirma De Pablos, “llevar a mínimos el tiempo de inactividad y la pérdida de datos es fundamental para la salud general de toda empresa y para garantizar la satisfacción del usuario final”.

2.- El sector ha visto un crecimiento significativo en las capacidades de infraestructura y modelos de entrega, pero muchas empresas no han adecuado el espacio de las aplicaciones para que esté alineado con la velocidad a la que se producen los cambios en las tecnologías que rodean a estas aplicaciones tradicionales. A lo largo del próximo año, según Veeam, las empresas tendrán que delimitar esto y empezar la migración a la siguiente generación de tecnologías de aplicaciones para poder seguir el ritmo de la competencia. Hoy en día, explica el directivo, “contamos con técnicas para actualizar prácticamente cualquier aplicación y, en el caso de las aplicaciones tradicionales que es necesario conservar por motivos de retención, las tecnologías de infraestructura actuales pueden mantener online sistemas operativos y aplicaciones que han quedado obsoletas”, manifiesta.

3.- Aprovechar y rentabilizar Big Data seguirá siendo crucial para las empresas, pero se convertirá en la norma general a lo largo del próximo año, a medida que el coste del almacenamiento siga bajando. En este sentido, las empresas podrán centrarse cada vez más en las interfaces y en conectar a los usuarios finales con los datos, aumentando aún más la importancia de la disponibilidad en la prestación de servicios. “La interfaz del operador se centrará cada vez más en la automatización y gestión del ciclo de vida útil de los datos para garantizar que los datos correctos están en las manos de la persona adecuada en el momento justo”, comenta De Pablos.

4.- A medida que la infraestructura basada en cloud se convierte en el estándar común para las empresas, vemos nuevas ofertas de servicios que ganan en popularidad y cuota de mercado. En este sentido, la recuperación de datos en caso de desastre como servicio (DRaaS) será un factor de cambio en 2016, dado que permitirá a las empresas cumplir y superar las expectativas de clientes y empleados sobre la disponibilidad. “En cuanto tengamos un mayor número de empresas que sitúen los servicios de TI y la disponibilidad en el centro de sus operaciones, veremos contratos de nivel de servicio con backup garantizado y con tiempos de recuperación que se convertirán en la norma para la empresa del futuro”, concluye De Pablos.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Hiperconvergencia, la evolución del Data Center

3 síntomas de que su virtualización está muerta

Cloud: Seguridad, Desmaterialización y Compliance

5 consideraciones para garantizar la recuperación de datos

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

Las apps cloud y su seguridad retan al departamento TI

Estudio y guía metodológica sobre Ciudades Inteligentes

Ciberataques dirigidos en España y otros países europeos

Competencias digitales en la empresa española