Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La alta tecnología europea pierde peso en el mundo

  • Actualidad

Tecnología

A pesar de ello, según un estudio de A.T. Kearney, las empresas que continúan han fortalecido su negocio, y el Internet de las cosas puede suponer un nuevo impulso.

La consultora internacional A.T. Kearney ha revelado que sólo ocho de las cien primeras empresas de alta tecnología del mundo tienen su sede en Europa y que, en comparación con el año anterior, continúa la pérdida de participación en los ingresos mundiales. De hecho, en 2013 las empresas europeas generaban el 9% de los ingresos de las cien primeras en los nueve segmentos de la alta tecnología; mientras que en 2015 la cifra bajó al 7-8%, tras la adquisición por parte de Microsoft del negocio de dispositivos de Nokia. En ese periodo, las empresas europeas han consolidado sus posiciones en áreas clave. Según explica Axel Freyberg, socio de la compañía, “Europa ha perdido más peso entre las cien primeras empresas de alta tecnología, pero las que quedan han reforzado su posición”. De la misma opinión es Javier Navarro, líder de la práctica de telecomunicaciones en A.T. Kearney Iberia: “A pesar de los muchos retos en el continente, los líderes de la alta tecnología han sabido centrarse, y han usado fusiones y adquisiciones para reforzar su posición en la gran área fuerte de Europa: soluciones complejas en el espacio B2B”, señala.

Pincha en la imagen para ampliar

Este estudio muestra que, por un lado, las empresas europeas han fortalecido su posición mediante fusiones y adquisiciones. Ése es el caso de Alcatel-Lucent y Nokia, que ha creado un nuevo líder europeo en el sector de equipos y servicios de comunicación, o de la adquisición por parte de NXP de US-Freescale, que coloca a la empresa dentro de las diez primeras en 2015. Por otra parte, el ascenso en la clasificación de ciertas empresas supone un freno a la recuperación de la alta tecnología europea. Por ejemplo, Lenovo ocupa ahora el tercer lugar tras adquirir Motorola; y Dell, el quinto en servicios y software tras su fusión con EMC.

Sin embargo, no está todo perdido, pues Europa aún puede recuperar terreno en el sector mundial de alta tecnología, según Navarro: “Se necesita una nueva fuente de productos innovadores y ventajas competitivas para que Europa se recupere. Precisamente, el Internet de las Cosas (IoT) supone una nueva oportunidad que podría aprovechar para potenciar más su sector de alta tecnología, siempre y cuando se den las condiciones adecuadas”, explica.

Y es que, como muestra este estudio, IoT va a crear un mercado de soluciones de 80.000 millones de euros sólo en Europa y beneficiará a los integradores de sistemas, agregadores de servicios y plataformas, distribuidores de sistemas y software, entre otros muchos. Y Europa posee muchas de las cualidades necesarias para convertirse en un líder en IoT como es una potencia en mercados verticales clave, tiene nuevos proveedores de soluciones, así como creadores innovadores y líderes mundiales en equipos y servicios de comunicación. “Con las medidas correctas, el panorama de la alta tecnología en 2025 puede ser radicalmente distinto, pero hay que empezar ya”, sentencia Navarro.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Ciberseguridad para pymes

Gestión de snapshots y replicación: qué tener en cuenta antes de comprar

Informe Penteo 2015: Highway to cloud

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

Predicciones 2016 para el centro de datos (IDC)