Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Crean el disco duro más pequeño del mundo

  • Actualidad

disco duro_atomo

Es capaz de escribir la información átomo por átomo, lo que permitiría, según sus desarrolladores, almacenar todos los libros escritos hasta la fecha en un disco del tamaño de un sello postal.

Un equipo de científicos del Instituto Kavli de Nanociencia de la Universidad de Delft (Holanda) ha intentado dar respuesta al problema de la falta de espacio para el almacenamiento de datos. Sobre todo, habida cuenta del volumen mundial de información que cada día se genera en el mundo, cifrada, según varios expertos, en 2,5 exabytes de datos; es decir, 2.500 millones de gigabytes. Para ello han desarrollado una memoria de un kilobyte en la que cada uno de sus 8.000 bits está representado por la posición de un átomo de cloro.

Así, esta tecnología permite almacenar 500 veces más información en el mismo espacio que el mejor disco duro que se comercializa en la actualidad. En palabras de Sander Otte, el científico que ha liderado la investigación publicada en la revista Nature Nanotechnology, “en teoría, esta densidad de almacenamiento permitiría escribir todos los libros creados por la humanidad en un sello de correos”, asegura.

Este nuevo hallazgo está compuesto por una superficie de cobre sobre la que se sitúan los átomos de cloro en un volumen tal que apenas quedan huecos entre ellos y sólo pueden moverse entre dos posiciones, interpretadas como unos o ceros. Para moverlos, utilizaron un microscopio de efecto túnel (STM por sus siglas en inglés) y una aguja que situaba a los átomos uno por uno en su sitio. Tal y como describe Otte, “se podría comparar con deslizar las piezas de un puzle. Cada bit consiste en dos posiciones sobre una superficie de átomos de cobre y un átomo de cloro que podemos mover entre estas posiciones”, añade.

Ahora bien, todavía hay un largo recorrido hasta que podamos ver esta tecnología en el mercado de consumo. De hecho, por ahora este disco duro sólo funciona en condiciones de vacío y a temperaturas muy bajas. Sin embargo, a juicio del investigador, “esto demuestra que estamos cada vez más cerca de conseguir este tipo de memoria a escala atómica”, concluye.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Plataformas de Experiencias Digitales para usuarios cada vez más conectados

Transforme su almacenamiento en un servicio altamente disponible

Mejores prácticas para la protección de datos y la continuidad de negocio en un mundo móvil

Cómo pueden potenciar la productividad los servidores modernos

Williams agiliza la toma de decisiones críticas con infraestructura hiperconvergente

Seguridad Intrínseca con VMware

 

Informe de ciber riesgos 2016 de HPE

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

Almacenamiento definido por software: principales beneficios