Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Un equipo de científicos holandeses descubre píxeles mecánicos con grafeno

  • Actualidad

pyme_empresa_emprendedor_equipo

Se trata de un tipo de burbuja de grafeno que cambia de color cuando se expande y se contrae, lo que puede constituir la base de las pantallas del futuro, más flexibles, resistentes y con un menor consumo eléctrico que la tecnología LED actual.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Delft (Holanda) ha creado píxeles mecánicos a partir del grafeno, que es una capa ultradelgada de carbono de sólo un átomo de espesor y 200 veces más fuerte que el acero. El hallazgo ha sido fortuito, según comentaron sus responsables.

En uno de sus experimentos, estaban trabajando con paneles de óxido de silicio cubiertos de una doble capa de grafeno. Su objetivo era ver si podían crear sensores diminutos usando este material, por lo que hicieron agujeros sobre el silicio de unos 13 micrómetros de grosor. Sin embargo, cuando los observaron por el microscopio, vieron que el grafeno cambiaba de color. Los colores significaban que la capa no era homogénea y la luz impactaba en los átomos en diferentes ángulos, de modo que no servían como sensores, para los que se necesita la mayor homogeneidad posible.

Sin embargo, habían creado píxeles mecánicos, los cuales funcionan ejerciendo presión y estirando la capa de grafeno. En otras palabras, si la presión cambia, la capa de grafeno se vuelve cóncava o convexa, cambiando el ángulo de impacto de la luz y, a su vez, el color que refleja. La principal conclusión de este descubrimiento es que las pantallas de televisión y de ordenador hechas con este material podrían ser más flexibles, duraderas y tener un menor consumo energético que la tecnología LED actual.

Ahora bien, los investigadores advierten de que esta tecnología todavía se encuentra en sus primeras etapas, y todavía requiere un largo proceso para llegar a ser comercial. De hecho, el principal reto al que se enfrentan ahora los investigadores es que los cambios de color sólo se han observado bajo un microscopio, ya que la tecnología es muy cara de producir a gran escala. El siguiente paso es encontrar una manera de controlar con precisión los cambios de presión que deforman el color de las burbujas. A pesar de todo ello, afirman poder tener disponible un prototipo de pantalla para el Mobile World Congress del próximo año.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Diagnóstico Financiero de la Empresa Española

Mercado de fabricantes de LAN y WLAN empresarial

Moderniza la analítica de tu eCommerce y mejora la experiencia de usuario

La consultoría española. Cifras del sector

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

11 consejos para mejorar el rendimiento de SharePoint

Caracterización del mercado de la ciberseguridad en España

Caso de éxito: Williams agiliza la toma de decisiones

Almacenamiento definido por software: principales beneficios