Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Red Hat presenta la nueva versión de Openstack

  • Actualidad

Cloud datos

La compañía introduce mejoras de escalabilidad y usabilidad para clouds empresariales, así como una interfaz de usuario actualizada, funciones personalizables y soporte ampliado.

Red Hat ha anunciado la disponibilidad de Red Hat OpenStack Platform 10, su solución cloud de infraestructura como servicio (IaaS), basada en la versión “Newton” de la comunidad OpenStack. A grandes rasgos, según la compañía, esta solución incorpora nuevas funciones que aumentan la escalabilidad del sistema, facilitan la administración de la infraestructura y mejoran la orquestación, al tiempo que impulsan el rendimiento de la red y la seguridad de la plataforma. A juicio de Radhesh Balakrishnan, director general de OpenStack de Red Hat, esta solución “potencia la disponibilidad de OpenStack al ofrecer una base estable, fiable y abierta para las implementaciones en la nube, proporcionando nuevas innovaciones como servicios y roles personalizables, y manteniendo nuestro compromiso con la estabilidad de la empresa”.

Entrando en detalle, esta versión aporta una experiencia de usuario más sencilla gracias a una interfaz gráfica de usuario (GUI) más fácil de usar que reduce las complejidades de instalación y gestión. Por ejemplo, ofrece nuevas funciones como actualizaciones automáticas, configuración avanzada de redes, alta disponibilidad y el despliegue del uso compartido de archivos a través del servicio Manila, usando controladores integrados de NetApp y Red Hat Ceph Storage.

Por otra parte, también presenta mejoras de flexibilidad para una mayor escalabilidad mediante la introducción de servicios personalizables y funciones de administración a través del director de Red Hat OpenStack Platform. Los operadores de nube ahora pueden controlar su entorno OpenStack a un nivel más granular personalizando los servicios de OpenStack para que se ejecuten y escalen independientemente entre sí. A esto se une una mayor seguridad de los datos como la mejora de la alta disponibilidad (HA) para despliegues a gran escala. Además, incluye cifrado opcional de almacenamiento de objetos y los tokens de seguridad efímeros.

Entre sus nuevas prestaciones, también destaca un rendimiento mejorado de las cargas de trabajo intensivas en red a través del nuevo componente DPDK de Open vSwitch y la virtualización de entrada / salida de una sola raíz (SR-IOV). Asimismo, integra un nuevo programa de certificación de hardware “ready state”, basado en OpenStack Ironic. Y aunque Red Hat ya admite plugins de hardware certificados para varios componentes de OpenStack, este nuevo programa está diseñado para expandir el ecosistema de opciones de hardware para la configuración automatizada baremetal.

Finalmente, para ayudar a los clientes a alcanzar la estabilidad a largo plazo requerida por sus cargas de trabajo, Red Hat OpenStack Platform 10 introduce un modelo de soporte de ciclo de vida dual que ofrece mayor flexibilidad de suscripción para operaciones de misión crítica. Esto proporciona la opción de estandarizar una nueva versión “Long Life” de la plataforma, que ofrece un ciclo de vida de producto de tres años y dos adicionales de soporte de ciclo de vida extendido opcionales.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Informe anual del sector TIC y de los contenidos en España 2016

Barómetro del sector de los drones en España

La transformación digital en el sector retail

Estado del negocio digital 2015-2020

10 tendencias de consumo para 2017

Fabricantes de WLAN y LAN cableadas para empresas 

La digitalización: ¿crea o destruye empleo? 

e-commerce para pymes, autónomos y emprendedores

Cómo lograr el máximo rendimiento en tus canales digitales

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos