Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El ecosistema digital del coche generará más ingresos que la propia venta del vehículo

  • Actualidad

Interior mando vehiculo

Según una encuesta de KPMG, el 76% de los directivos de la industria de automoción consultados cree que un vehículo digitalizado y conectado generará más ingresos que diez no conectados.

La consultora KPMG acaba de publicar su Informe Global sobre Automoción 2017, en el que ha encuestado a cerca de mil directivos del sector procedentes de 42 países. Sobre esta base, el estudio revela como conclusiones más importantes que el 85% de los encuestados opina que en el futuro se generarán más ingresos con el ecosistema digital que rodeará a la industria que con la mera venta de coches. Es más, el 76% de los directivos de la industria cree que un vehículo digitalizado y conectado generará más ingresos que diez no conectados.

Además de exponer estas conclusiones, el estudio revela tres tendencias simultáneas del sector hasta 2025: evolución, revolución y disrupción. Y es que, por un lado, continuará la evolución del mercado actual (racionalización de la producción, crecimiento en los países emergentes, comercialización de vehículos híbridos, etc.); pero por otro, se afrontará la revolución y la disrupción que suponen muchos de los avances que están surgiendo en el ámbito de la movilidad. En palabras de Francisco Roger, socio de KPMG responsable del sector Automoción, “estas tres tendencias simultáneas suponen un dilema para los directivos a la hora de decidir en qué deben invertir sus compañías, y un reto para prever hacia dónde y a qué velocidad se moverán las sensibilidades y comportamientos de los consumidores y los reguladores”.

Según el estudio, la revolución vendrá de la mano de los coches eléctricos, a pesar de que para el 62% de los directivos encuestados los modelos de batería no triunfarán por el reto que supone construir una infraestructura de recarga y por el tiempo que lleva cargar las baterías (25-45 minutos). En cambio, el 78% considera que el verdadero avance en coches eléctricos provendrá de las pilas de combustibles de hidrógeno (Fuel Cell Electric Vehicle o FCEV), porque se cargan rápidamente en una gasolinera tradicional.

Ahora bien, lo verdaderamente disruptivo que cambiará las reglas de juego de este sector será el ecosistema digital del vehículo, del que provendrán las nuevas fuentes de ingresos. Y este ecosistema digital traerá consigo el alto interés de nuevos jugadores por el sector de la automoción. No en vano, el 82% de los directivos piensa que una compañía de Silicon Valley lanzará un coche en los próximos cuatro años. Pero también es cierto que un 78% cree que un coche de Silicon Valley se ensamblará en una cadena de montaje de una de las empresas tradicionales del sector.

La pregunta clave, según Roger, es “si las empresas del mundo TIC querrán o no ofrecer un paquete completo al consumidor, es decir, el coche, el ecosistema digital, el interfaz de usuario, las soluciones de movilidad, etc., y esto abre la cuestión de si los nuevos jugadores cooperarán o competirán con los tradicionales”. Los directivos del sector no se ponen de acuerdo: un 45% auguran que las compañías TIC y los fabricantes de automóviles cooperarán y un 55% creen que competirán en un futuro. Para Roger, “las alianzas estratégicas y la cooperación entre las compañías de industrias convergentes será la fuerza impulsora en un escenario híbrido de cooperación-competición”.

Por último, el documento menciona otra disrupción importante en el sector: la llegada de los coches compartidos. Y es que, aunque el principal modelo de negocio del sector del automóvil hoy en día se basa en el coche en propiedad, el 59% de los directivos vaticinan que la mitad de los conductores no querrán tener un coche propio en 2025. De ser así, esto significaría una drástica caída de ingresos. Y a los coches compartidos hay que sumar los coches sin conductor, que cambiarán radicalmente el uso que se hace de los vehículos y, por tanto, los criterios de compra. Según el estudio, en los próximos años los criterios diferenciadores entre marcas tendrán que ver con cómo de bien el coche nos ayuda a relajarnos, a trabajar y a concentrarnos, o a divertirnos y socializarnos. En definitiva, a aprovechar el tiempo y disfrutar durante el viaje.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Informe anual del sector TIC y de los contenidos en España 2016

Barómetro del sector de los drones en España

La transformación digital en el sector retail

Estado del negocio digital 2015-2020

10 tendencias de consumo para 2017

Fabricantes de WLAN y LAN cableadas para empresas 

La digitalización: ¿crea o destruye empleo? 

e-commerce para pymes, autónomos y emprendedores

Cómo lograr el máximo rendimiento en tus canales digitales

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos