Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El incendio de Doñana deja inoperativo un centro tecnológico del Ministerio de Defensa

  • Actualidad

INTA

El Centro de Experimentación del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en El Arenosillo se vio afectado por el grave incendio forestal que sufrió la zona situada entre Moguer y el Parque Nacional de Doñana. Por el momento, éste está inoperativo.

La zona situada entre la localidad de Moguer y el Parque Nacional de Doñana sufrió a finales de junio un grave incendio forestal. El incendio afectó a grandes extensiones de pinares de un gran valor ecológico y paisajístico, pero también a zonas urbanizadas, incluyendo el Centro de Experimentación del INTA en El Arenosillo.

Más sobre Ciberseguridad...

Ataques con exploits: de las amenazas diarias a las campañas dirigidas

Informe Symantec sobre la seguridad de Internet (ISTR 2017)

Informe sobre la responsabilidad de las entidades financieras ante el fraude electrónico

Informe global sobre Seguridad de la Información 2016-2017 de EY

La paradoja tras la experiencia del usuario con el cripto-ransomware

Así lo ha asegurado en un comunicado el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial). Tal y como destaca El Mundo, por el momento, el Centro de Experimentación no está operativo. Desde el Ministerio de Defensa se asegura que el material que se maneja en este centro es altamente sofisticado “y muy caro”. Muchas de las estructuras “tecnológicas de las más avanzadas, de última generación que existen, se han visto seriamente dañadas”.

En este sentido, el INTA recuerda que “la teledetección hiperespectral aeroportada, en la que el INTA es centro de referencia a nivel europeo, no es una herramienta eficiente en tareas de vigilancia o extinción, pero aporta sus sensores especializados para estudios sobre severidad del fuego, grado de afectación en las superficies quemadas, y, posteriormente, regeneración de la vegetación. Todo ello con datos con mayor resolución espacial y espectral que los que se ofrecen actualmente desde satélite”.

El pasado jueves 29, el INTA realizó una campaña de vuelo sobre la zona quemada, con sus sensores AHS y CASI. “De esta campaña ha salido un valioso conjunto de datos para futuros estudios de I+D; estudios que, esperemos, ayudarán a mitigar los efectos de este desastre y ayudar en la comprensión de los incendios forestales”.