Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Habilidades de los líderes empresariales en un entorno VUCA

  • Actualidad

Gestión de identidades

Los directivos de hoy necesitan unas habilidades de gestión empresarial concretas para afrontar los retos que presenta un entorno VUCA como el actual, marcado la volatibilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad. Las repasamos.

Valkiria, el centro de investigación de nuevas formas de trabajo, ha realizado una reflexión sobre qué habilidades de gestión empresarial serán las más demandadas por las empresas a lo largo de este año y en los sucesivos, teniendo en cuenta el contexto de innovación y transformación en el que está inmerso el mercado actual.

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructura

Los expertos de este centro apuntan que los líderes tendrán que dirigir a la organización impulsada por una serie de valores entre los que figuran los éticos, emocionales y económicos, orientados a un fin que es que “haya un alineamiento entre empresa y empleado para llegar a un objetivo común”.

Simon Dolan, miembro del consejo asesor de Valkiria, explica  que las competencias o habilidades de liderazgo son las 'soft skills', que son las se pueden aprender, experimentar y poner en práctica para llegar a ser el mejor líder de la organización. Los líderes tienen que saber “motivar y reconocer el esfuerzo, comunicar ideas e influir, transformar grupos en equipos y plantear y resolver problemas”, dice.

Además de esto, los mejores sabrán liberar y gestionar energía creativa, desarrollar y liderar proyectos, manejar conflictos como fuente de aprendizaje y gestionar el estrés y promocionar el bienestar. Y muy importante, las 'soft skills' implican delegar con el fin de potenciar las colaboraciones, gestionar valores y actuar como coach.