Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Tendencias clave en la evolución del sector Industria en los próximos tres años

  • Actualidad

Fábrica_Industria

IoT integrada dentro del diseño del producto, fabricantes adoptando un modelo de negocio centrado en el servicio, y la impresión 3D llegando al punto culminante de beneficios comerciales a gran escala. Éstas son las tres tendencias que más impactarán en el futuro de las empresas de fabricación, según IFS.

Hay inversiones que las compañías de fabricación van realizar en 2018 y que van a marcar su evolución a futuro. Son, a juicio de IFS, las siguientes:

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructura

A finales de año, más del 50% de los fabricantes incluirán la tecnología IoT  en la fase de diseño de sus productos. 
La fabricación es uno de los mercados actualmente más impactados por IoT. De acuerdo con Global Market Insights, IoT en la industria de fabricación alcanzó un valor de más de 20 mil millones de dólares en 2016 y se prevé que esta cifra aumente a más del 20% entre 2017 y 2024. En 2018 se producirá un paso decisivo en su evolución. “Si pensamos en IoT como el sistema nervioso de un producto, este año veremos crecer este sistema, desde captar señales externas, hasta convertirse en el propio cerebro del producto, enviando, recibiendo, creciendo y recabando información constantemente, desde el centro del producto y a lo largo de todo su ciclo de vida”, explica Antony Bourne, Global Industry Director of Industrial & High Tech Manufacturing de la firma.

Las inversiones actuales en IoT están teniendo lugar en tres áreas principales:

- Smart Manufacturing, para aumentar la producción, la calidad del producto o las operaciones y la seguridad de la fuerza laboral, así como conseguir un menor consumo de recursos.
- Productos conectados, para impactar en el rendimiento del producto, incluida la recopilación de información detallada sobre los productos en campo, diagnósticos y mantenimiento remoto.
. Cadenas de suministro conectadas, para incrementar la visibilidad y la coordinación, consiguiendo una trazabilidad de los activos y el inventario para una ejecución más eficiente de la cadena de suministro.

Los fabricantes se están dando cuenta de que al integrar la tecnología IoT en los productos y equipos, se podrá monitorizar, no solo el rendimiento del equipo para predecir cuándo necesita una reparación, sino también cómo y cuándo se está utilizando, lo que proporciona una importante ventaja competitiva.

A finales de 2018, más del 50% de los fabricantes incorporará tecnología IoT en sus productos, desde el primer día, pensando ya en la fase de diseño y preguntándose qué servicios e ingresos podrá generar este producto a lo largo de su vida útil.

Para el año 2019, la impresión 3D habrá alcanzado su punto álgido y comenzarán a llegar los beneficios reales.
Según este experto, la impresión 3D también entrará en una fase nueva y más madura. Por una parte, se mejorará la escalabilidad, es decir, “una nueva generación de empresas de impresión 3D se está moviendo, de una fabricación a pequeña escala, tradicionalmente dominada por los fabricantes de moldes de inyección, hacia una fabricación a gran escala, con sistemas automáticos nuevos, más rápidos y mejor conectados, que reducen parte del proceso de producción previo y posterior, lo que durante mucho tiempo ha supuesto un obstáculo para este tipo de fabricación”, explica Bourne.

En 2020, la mayoría de los fabricantes obtendrá más de la mitad de sus ingresos a partir de los servicios.
Con la industria de fabricación cada vez más acomodada, la necesidad de diferenciarse es clave para la supervivencia y rentabilidad de las compañías. Ahora vemos que un gran número de fabricantes están cambiando a un modelo comercial más centrado en el servicio: una tendencia que ya se conoce como "servitización".

Según la encuesta de IFS, realizada por la empresa de investigación y publicación Raconteur, el 68% de los fabricantes afirman que la servitización está "bien establecida y ya está produciendo beneficios" o "en curso y recibiendo atención y apoyo adecuado por parte de la dirección". Sin embargo, casi una de cada tres empresas de fabricación, aún no obtiene ninguna rentabilidad de ella.

"Se están perdiendo flujos de ingresos y nuevas formas de desarrollar sus ofertas. Para tener éxito en su respuesta a las necesidades del cliente y las crecientes demandas, los fabricantes deben buscar nuevos modelos comerciales para optimizar el tiempo de comercialización, llevando una idea para el diseño a un artículo vendible, lo más rápido posible", concluye el directivo de IFS.