Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La colaboración fintech y entidades tradicionales, clave para mejorar la experiencia del cliente financiero

  • Actualidad

innovacion emprendedor

Un nuevo informe mundial de Capgemini recomienda la colaboración 'simbiótica' entre las empresas fintech y las empresas tradicionales de servicios financieros para que el cliente se beneficie de la innovación en áreas como la experiencia del cliente.

La nueva edición del World FinTech Report 2018 elaborado por Capgemini y LinkedIn en colaboración con Efma, señala que “el auge de las fintech continúa revitalizando la experiencia del cliente en el ámbito de los servicios financieros y que, sin embargo, muchas de ellas han comprobado que están solas en su batalla para lograr el éxito”.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Por ello, lejos queda la idea de desbancar a las compañías tradicionales, enfoque que se ha visto desplazado por el interés en establecer colaboraciones con ellas.

El informe examina cómo las fintech están transformando la experiencia de usuario en los servicios financieros, centrándose más en el cliente y el uso de las nuevas tecnologías, y estudia el potencial de las posibles colaboraciones.

Así, según el documento, la elevada competencia y las exigencias cada vez mayores del consumidor están generando una demanda cada vez más acusada de simplicidad y personalización. Las fintech utilizan los datos de los clientes para ofrecer soluciones personalizadas y, a la vez, servicios digitales rápidos y disponibles 24/7 a través cualquier tipo de dispositivo.

Sin embargo, los clientes de servicios financieros confían más en las marcas tradicionales que en las fintech, y ahí hay un alto potencial para la colaboración.

Libres del peso de los sistemas y culturas corporativas más tradicionales, las fintech han aprovechado las nuevas tecnologías para responder con rapidez a las demandas de los clientes. Según el informe, un 90% de ellas señala que proporcionar agilidad frente a sistemas tradicionales (legacy) y mejorar la experiencia del cliente son sus ventajas competitivas fundamentales; y un 76% señala su capacidad de desarrollar nuevos productos y servicios y su aplicación de la innovación a los productos y servicios existentes. Su reto ahora es seguir creciendo y crear modelos de negocio económicamente viables.

A pesar de que las fintech han conseguido captar cerca de 110.000 millones de dólares en financiación desde 2009, el informe se detiene en que muchas podrían acabar fracasando si no crean un ecosistema eficaz de colaboración ya que se enfrentan a retos como la expansión a otros mercados, conseguir la fidelidad del cliente y contener los costes operativos de escala.

Al mismo tiempo, las entidades financieras tradicionales están adoptando muchas de las mejoras propiciadas por las fintech en los servicios al cliente, sin descuidar sus fortalezas características como, entre otras, la gestión de riesgos, las infraestructuras, la experiencia en el ámbito regulatorio, la confianza del cliente y el acceso a capital.

Ciertamente, fintech y entidades tradicionales ganarán con una relación colaborativa y simbiótica. En este sentido, “más del 75% de las fintech considera que su principal objetivo de negocio es colaborar con entidades tradicionales. Por esto, es fundamental que tanto unas como otras transformen sus modelos de negocio a través de la colaboración para impulsar la innovación, manteniendo a la vez la confianza del cliente”, explica Anirban Bose, responsable de la unidad de Servicios Financieros de Capgemini a nivel mundial y miembro de su Comité Ejecutivo.