Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

¿Qué competencias demandan las empresas en sus empleados?

  • Actualidad

formacion

El compromiso es la competencia más demandada por parte de las empresas en los junior, así como la capacidad de trabajar en equipo, flexibilidad, iniciativa y orientación a resultados. Al personal más senior, en cambio, se le exige liderazgo y no lleva bien la gestión del cambio, según un estudio de EAE Business School.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Un estudio de EAE Business School sobre las posiciones y competencias más demandadas en los entornos corporativos indica que las empresas buscan en el personal más junior que sean personas con capacidad de compromiso. Le piden también una fuerte inclinación a trabajar en equipo y que tengan iniciativa, sean flexibles y trabajen con una clara orientación a resultados.

Sin embargo, el compromiso se presenta como la competencia más escasa entre el perfil junior en España. Los encuestados también piensan que escasea la visión estratégica, la resiliencia y la flexibilidad. Sin embargo, es fácil encontrar entre los profesionales más jóvenes unas buenas capacidades en los ámbitos de negociación y gestión de proyectos.

Perfiles senior
Las competencias más demandadas actualmente para los perfiles senior son el liderazgo, que ha desbancado de la primera posición a la visión estratégica con respecto a la edición anterior de este estudio. Le siguen la adaptabilidad, la capacidad para gestionar la diversidad y las habilidades comerciales.

En este tipo de perfiles, según el estudio, las habilidades más escasas son relacionadas con gestión del cambio, los idiomas, la innovación y la flexibilidad. En cambio, están bien dotados de habilidades comerciales y conocimientos técnicos.