Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Crece la confianza de los empleados en la economía y aumenta los que quieren otro empleo

  • Actualidad

startup_empleo_equipo_empresa

Los empleados confían más en las condiciones de la economía y de sus empresas, pero su grado de compromiso con éstas baja y hay más trabajadores que quieren cambiar de empleo, según datos de Gartner.

  Quizá te interese...

La confianza de los empleados en las condiciones de las empresas se situó en la cota más alta de los últimos siete años en el cuatro trimestre de 2017, según CEB, consultora que ha comprado Gartner y que elabora de forma continuada el Global Talent Monitor, que mide la confianza que tienen los trabajadores en las organizaciones a partir de la opinión de 22.000 trabajadores de 40 países.

Según este índice, el ratio está ahora en el 54,9%, por encima del 53% alcanzado en el mismo trimestre de 2016. Esto, en principio, es una buena señal, pero ese aumento de confianza trae aparejada que los trabajadores están buscando nuevas oportunidades laborales. En todo el mundo apenas un 33% tiene la intención de permanecer en su organización, un 1,3 por ciento menos que en el tercer trimestre de 2017.

La búsqueda de empleo está siendo más elevada en países como India y Brasil, aunque también bastante actividad en Reino Unido. En cambio, en Estados Unidos hay menos gente que pretende el cambio si se compara con 2016.

En este punto, Brian Kropp, analista que lidera la práctica de Recursos Humanos en la firma de investigación, dice que las organizaciones tienen que mejorar las percepciones internas del trabajo. La solución pasa, en su opinión, por "impulsar las oportunidades de carrera de los empleados en función de sus intereses y aspiraciones, y localizar a candidatos que ahora están pasivos para crear oportunidades antes de que se sientan insatisfechos y busquen en otro lado".

Menos compromiso con el trabajo
Y parece ser que también cae la disposición de los empleados a hacer esfuerzos que vayan más allá del cumplimiento de su deber, algo que durante la crisis era algo habitual, bien por temor a la pérdida del trabajo en un momento en el que el empleo escaseaba, bien por hacerse cargo de la necesidad que en ese momento tenía la empresa.

Por regiones, en Latinoamérica sólo el 24,2% de los empleados están dispuestos a hacer más esfuerzos que el que se les exige por deber; en Norteamérica, un 19,4%; en Australia y Nueva Zelanda, un 19,4%; en Europa un 14,9%, y en Asia, un 11,6%.

En este punto, el analista dice que las empresas necesitan comprender mejor las motivaciones y la moral de los empleados, recabando los comentarios y opiniones de los trabajadores, porque es importante aumentar esta métrica, al menos en la parte de la plantilla que prefiere no cambiar de compañía.