Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en telecomunicaciones y TV de pago crecerá ligeramente

  • Actualidad

movilidad trabajo

IDC cree que el gasto por servicios de telecomunicaciones y televisión de pago crecerán a nivel mundial un 1,6% a lo largo de este año, lo que supone dos décimas más que en 2017. El cifra se situará en 1.689 millones de dólares.

  Quizá te interese...

En 2017 este mercado creció un 1,4% hasta situar los ingresos por servicios de telecomunicaciones y TV de pago hasta 1.662 millones de dólares. Durante este año IDC calcula que se producirá un incremento del 1,6% lo que llevará la cifra a 1.689 millones.

Son datos de un estudio que pronostica la evolución del mercado desde este año hasta 2022, y que sitúa el crecimiento medio del periodo en un 1,1%.

El mercado está estabilizado y el ligero crecimiento se debe al aumento de la demanda de los servicios de datos. "El mercado global de telecomunicaciones mantendrá un crecimiento constante del 2% durante el periodo objeto de pronóstico (2018-2022). Los proveedores de servicios de comunicaciones están en un momento de transición, con un mercado de voz que se mantiene plano pero con un crecimiento constante en servicios de datos fijos y móviles”, señaló Courney Munroe, que lidera esta área de investigación.

Según este experto, los servicios de datos fijos crecerán un 4% debido a la fuerte demanda de banda ancha, Ethernet y conectividad de fibra de alta velocidad. “Aunque los ingresos de voz a través del móvil están disminuyendo, este sector mantendrá por el fuerte crecimiento que se producirá en la parte de los datos y otros servicios”, añadió.

Desde una perspectiva geográfica, el mayor mercado es el de la región de América, que en 2017 movió 632 millones de dólares y crecerá un 0,2% anualmente hasta 2022. Este ratio de evolución será más bajo que el de otras regiones. Por ejemplo, EMEA, zona en la que se facturaron 493 millones de dólares, crecerá un 1,2%, y la facturación en Asia-Pacífico lo hará en un 1,9% desde los 537 millones de 2017.

Se trata de un mercado muy maduro con crecimiento de un solo dígito y muy ligeros, por lo que habría que poner en marcha “estrategias innovadoras”, según IDC.