Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos continuará con las sanciones comerciales a China

  • Actualidad

China

El próximo 15 de junio Estados Unidos dará a conocer una lista de bienes chinos a los que se aplicará más aranceles por valor de 50.000 millones de dólares. En esta lista se encuentran productos de alta tecnología.

  Quizá te interese...

Estados Unidos continuará aplicando sanciones comerciales contra China. Así lo asegura Reuters que cita un comunicado de la Casa Blanca. Esta decisión contrasta con el anuncio realizado por China y Estados Unidos, en el que aseguraron que la tensión que mantienen desde hace meses se había suavizado.

De esta forma, el próximo 15 de junio Estados Unidos hará público una lista de bienes chinos a los que se aplicará un arancel del 25%. Estos productos, en los que se espera que haya muchos de alta tecnología, alcanzarán un valor de unos 50.000 millones de dólares.

Asimismo, también está previsto que a finales del mes de junio Estados Unidos anuncie una serie de restricciones a la inversión y el “endurecimiento de los controles de exportación” para individuos y entidades chinas “relacionados con la adquisición de tecnología industrialmente significativa”.

La Casa Blanca también ha anunciado que continuará defendiendo su postura en la Organización Mundial del Comercio.

El pasado 2 de abril, Donald Trump anunció más aranceles a productos chinos por valor de más de 50.000 millones de dólares, los cuales afectan, sobre todo, a productos de alta tecnología. A la hora de poner en marcha estas tarifas, la agencia “Sección 301”, que es la que autoriza los aranceles, asegura que China “ha intentado sistemáticamente apropiarse de manera indebida de la propiedad intelectual de Estados Unidos a través de requisitos de empresas conjuntas, normas de licencias tecnológicas desleales o compras de empresas tecnológicas estadounidenses” de manera ilegal.