Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Reto a los desarrolladores: 30 millones de dólares para ayudar en los desastres naturales

  • Actualidad

programacion_software_codigo

IBM invertirá 30 millones de dólares a través de la iniciativa Call for Code, un esfuerzo en el que participan, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y la Cruz Roja de la mano de la Linux Foundation y el creador David Clark Cause. La iniciativa quiere unir a los desarrolladores para que utilicen las últimas tecnologías para ayudar en los desastres naturales.

  Quizá te interese...

Esta iniciativa liderada por IBM es un ambicioso esfuerzo para unir a desarrolladores de startups, empresas y universidades para resolver uno de los problemas sociales más relevantes de nuestro tiempo: prevenir, responder y recuperarse de los desastres naturales. La presidenta y CEO de IBM, Ginni Rometty, ha hecho un llamamiento a la industria tecnológica para ayudar a construir un futuro mejor.

Rometty ha comprometido la tecnología de IBM y una inversión de 30 millones de dólares en cinco años en una iniciativa anual y global denominada “Call for Code”. Su objetivo es que desarrolladores de todo el mundo utilicen el análisis de datos y las tecnologías de IA, blockchain, cloud e IoT para abordar diferentes desafíos sociales.

"Desde IBM queremos impulsar el poder de tecnologías como la AI, blockchain, IoT y cloud para enfrentarnos a algunas de las más grandes oportunidades y desafíos empresariales”, ha dicho Bob Lord, director de estrategia digital de IBM. "Ahora, con Call for Code, hacemos una llamada a todos los desarrolladores para que se nos unan y utilicen estas tecnologías de vanguardia para ayudar a las personas, a las comunidades y a la sociedad".

En Call for Code, IBM y David Clark Cause han unido esfuerzos con la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y su aproximación a la acción humanitaria basada en los derechos humanos, que asegura la participación de los grupos afectados en su preparación, respuesta y esfuerzos de recuperación, y en atraer la atención hacia las poblaciones más excluidas y marginadas.

“La tecnología puede ser una herramienta poderosa para avanzar en los derechos humanos y construir sociedades más equitativas. Call for Code es una excelente oportunidad para explorar cómo la tecnología puede jugar un papel en la solución de los problemas de las poblaciones más vulnerables y de aquellos que están en riesgo de que sus derechos humanos sean violados en el contexto de las crisis humanitarias”, apunta Laurent Sauveur, director de relaciones externas de la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Call for Code también integra la estrategia de Cruz Roja América, que busca nuevas vía para dar apoyo a las víctimas de desastres, especialmente teniendo en cuenta que 2017 ha sido uno de los peores años en número de catástrofes, incluyendo fuegos, inundaciones, terremotos y tormentas.

“Responder a desastres nacionales e internaciones de gran escala es un trabajo de equipo, y estamos entusiasmados con la idea de aprovechar conocimientos y puntos de vista de la industria tecnológica para enfrentarnos a los desafíos globales”, afirmó Brad Kieserman, vicepresidente de los Servicios de Desastre de Cruz Roja América. “Acuerdos y tecnologías como estos permiten responder de manera más inteligente, lo que es crítico para ayudar a aquellos que lo necesitan de manera rápida y eficaz”.

“Call for Code” invita a los desarrolladores a crear nuevas aplicaciones que ayuden a las personas y a las comunidades a estar más preparados ante los desastres naturales. Por ejemplo, los desarrolladores pueden crear una aplicación que use datos del tiempo e información de la cadena de suministro para alertar a las farmacias de la necesidad de que aumenten sus existencias de medicinas, agua embotellada u otros artículos basándose en la predicción de mal tiempo. O construir una aplicación que prediga cuándo y dónde los desastres podrían ser más severos, de modo que los equipos de emergencia puedna llegar antes de tiempo y en un número adecuado para tratar a los afectados.

La inversión de IBM financiará el acceso a herramientas de desarrollo, tecnologías, código gratuito y formación con expertos. El equipo ganador recibirá un premio económico y tendrán acceso a asesoramiento a largo plazo para mover su idea de prototipo a una aplicación para el mundo real. Esto incluye asesoramiento de manera continuada por parte de la Fundación Linux a los desarrolladores.

Además, el equipo ganador puede pasar a formar parte de los equipos del programa de Responsabilidad Social Corporativa de IBM “Corporate Service Corps”, (CSC) para aplicar su solución, con la ayuda de expertos de IBM, en beneficio de una entidad local. Los equipos de IBM CSC son multidisciplinares y están formados por expertos de IBM que pasan entre cuatro y seis semanas en comunidades desatendidas en todo el mundo aplicando tecnología para ayudar a resolver los problemas locales.

Los desarrolladores ya se pueden registrar y podrán entregar sus trabajos individuales o por equipos de hasta 5 personas entre el 18 de junio y el 31 de agosto.

Un jurado elegirá a los tres finalistas de entre 30 semifinalistas en septiembre y el ganador será anunciado en octubre.