Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Vodafone impulsa su presencia en Europa con la compra de 18.400 millones en activos de Liberty

  • Actualidad

Vodafone

Vodafone acaba de anunciar que ha comprado activos de Liberty por valor de 18.400 millones de euros. El objetivo de la compañía es impulsar su presencia en Europa para plantar cara a operadores predominantes en Alemania o Europa Oriental como puede ser Deustche Telekom.

  Quizá te interese...

Vodafone acaba de anunciar que ha llegado a un acuerdo para adquirir las operaciones globales de Liberty en  Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía. En total, la firma va a desembolsar 18.400 millones de euros en la transacción.

Esta operación busca acelerar su estrategia de comunicaciones convergentes “a través de la consolidación de nuestra posición en el mercado más importante” para la operadora: Alemania, y “en Europa Occidental y Oriental”.

En palabras de Vittorio Colao, presidente ejecutivo de Vodafone Group, “esta transacción creará la primera oferta de convergencia verdadera paneuropea”. Para Colao, la adquisición de las operaciones de Liberty en dichos países “representa un cambio radical en la transición de Europa hacia la sociedad del Gigabit”.

Gracias a esta operación “Vodafone generará un valor significativo para los accionistas”. En este sentido, Colao ha reafirmado el compromiso de la compañía para “acelerar y profundizar nuestra inversión en redes móviles y fijas de próxima generación”. Para ello, “vamos a aprovechar el bagaje de Vodafone para garantizar que nuestros clientes se beneficien de la elección de una compañía sólida y sostenible”.

Colao también ha recordado que la compra de las operaciones de Liberty en Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía “Vodafone se convertirá en el principal propietario de la red de próxima generación en Europa, al servicio de la mayor cantidad de clientes y hogares de la UE”.

Se espera que el acuerdo se complete a mediados del año que viene, aunque antes, tendrá que pasar por un largo camino hasta que obtenga la aprobación de las autoridades regulatorias.