Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los modelos digitales impulsan el gasto en infraestructura de aplicaciones y middleware

  • Actualidad

Cambio

El mercado mundial de infraestructura de aplicaciones y middleware (AIM en sus siglas inglesas) creció un 12% en 2017 y los pronósticos de Gartner apuntan a que los ingresos se colocarán por encima de los 30.000 millones de dólares este año.

  Quizá te interese...

La transformación digital está impulsando el gasto en infraestructura de aplicaciones y middleware, según Gartner. Este mercado movió 28.500 millones de dólares el año pasado, lo que supuso un crecimiento sobre 2016 del 12%. Durante 2018, las empresas seguirán destinando dinero a las soluciones AIM hasta elevar la facturación de los proveedores a 30.000 millones de dólares.

Tecnologías como cloud, IoT, analítica o inteligencia artificial están comúnmente aceptadas por las empresas y esto exige, dice Gartner, “un nuevo planteamiento de la infraestructura de aplicaciones”, que es el pilar sobre el que tienen que construir sus iniciativas digitales. Por tanto, la sólida demanda que hay en este mercado no es sino un testimonio de la digitalización que se está produciendo. En este sentido, Fabrizio Biscotti, vicepresidente de investigación de la firma, dice que “cuántas  más empresas avancen hacia modelos de negocios digitales, mayor será la necesidad de una infraestructura de aplicaciones moderna para conectar datos, software, usuarios y hardware para poder suministrar nuevos servicios o productos digitales".

Gartner calcula que el mercado de AIM crecerá aún más rápido en 2018, aunque en los años sucesivos el crecimiento será menor, hasta llegar a en torno al 5% en 2022.

Los paquetes de suites de integración de aplicaciones on-premise con licencia es un segmento que ha crecido a un dígito en los últimos años y seguirá a ese ritmo hasta 2022, pero son soluciones que irán menos, ya que cubren las necesidades a aplicaciones legacy.  

En cambio, los servicios construidos en torno a la integración de aplicaciones basadas en cloud y open source (iPaaS) seguirán creciendo a doble dígito. Son, según Gartner, “la base del futuro digital, al favorecer una infraestructura tecnológica más agil y adecuada para los nuevos modelos. Este segmento es todavía una pequeña parte del mercado, pero superó por primera vez los 1.000 millones de dólares y crece mucho año tras año: un 60% en 2016 y un 70% en 2018.