Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El dato como base de los servicios al ciudadano

  • Actualidad

smart cities

Los datos que generan los habitantes de las smart cities son esenciales para la creación de servicios centrados en el usuario. La analítica, los algoritmos de datos y el aprendizaje automático tienen mucho que aportar en este sentido.

  Quizá te interese...

Los responsables de tecnología de estas ciudades inteligentes tienen que detectar oportunidades para sacar valor a unos datos hoy convertidos en el activo más preciado. Y crear con ellos, estrategias de innovación y aprovecharlos para cambiar la planificación espacial, las infraestructuras viales, la gestión de los datos y los servicios.

Gartner proporciona 4 recomendaciones para los CIO de administraciones locales:

  1. Identificar y priorizar. Los directores de TI de estas urbes inteligentes deben entender los problemas que directamente impactan en los ciudadanos y aplicar tecnología para resolver dichos problemas. Por ejemplo, alinear los datos y la información capturada mediante inteligencia artificial y machine learning para abordar los requisitos específicos de ciudadanos y empresas.
  2. Ser conscientes del dividendo digital. Pese a que los habitantes de las ciudades cada vez son más nativos digitales, quienes dirigen las estrategias tecnológicas de estas poblaciones deben tener también en cuenta a quienes no lo son y prestar igual atención a los ciudadanos que tienen menos capacidades tecnológicas. Incorporar tecnologías como los asistentes personales virtuales habilitados con lenguaje natural es un paso en esta dirección.
  3. Transparencia. Desarrollar el principio de transparencia es el tercer apunte que hace la consultora. En las smart cities se tienen que crear estrategias de datos abiertos que garanticen el acceso a todos los implicados en la vida de una ciudad, ya sean industrias, universidades o ciudadanos comprometidos con su entorno.
  4. Medir. La medida de los resultados es clave para explicar el progreso y éxito de la ciudad inteligente a los grupos de interés. Según Gartner, para 2020, dos tercios de todas las estrategias de ejecución en ciudades inteligentes incorporarán indicadores de rendimiento, KPIs, para visualizar el impacto de los servicios urbanos relacionados con la movilidad.