Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las tecnológicas buscan profesionales que trabajen bien en equipo, sean flexibles y les guste innovar

  • Actualidad

colaboracion-trabajo

Las empresas tecnológicas españolas suelen coincidir en cuáles son las ?soft skills? que quieren que tengan los miembros de sus equipos. Si no trabajas bien en colaboración, no eres flexible ni creativo, tendrías que empezar a cultivar estas habilidades.

  Quizá te interese...

Según un estudio de DigitalES, que cifra en 10.000 las vacantes de empleo de las empresas tecnológicas, hay una serie de habilidades personales que requieren en sus empleados.

El primer grupo de soft skills que más consenso genera en las distintas compañías es el que engloba todas las habilidades de relaciones personales. La principal característica de este grupo es la capacidad de trabajar en equipo de manera eficiente y colaborativa, usando herramientas tecnológicas de gestión de tareas y equipos. En este sentido también serán necesarias capacidades que permitan dar y recibir feedback de manera cómoda y respetuosa. Dado que los equipos son cada vez más internacionales, las empresas valoran que el trabajador sea capaz de relacionarse con sus compañeros/as en un entorno multilingüe e intercultural. Se busca también que el empleado tenga capacidad para liderar en situaciones diversas, tomando la iniciativa y con inteligencia social.

Un segundo grupo engloba las soft skills que permiten a los empleados desarrollarse y crecer en un entorno cambiante y altamente exigente. Para ello se considera fundamental la capacidad de aprender de manera autodidacta y rápida; la flexibilidad que promueven las metodologías ágiles y la adaptabilidad a los métodos utilizados en función de los retos del momento.

El tercer grupo describe las soft skills referidas a la mentalidad de mejora continua que las organizaciones quieren aplicar de manera más intensa en el futuro próximo. Para ello buscan en sus trabajadores que tengan actitud creativa e innovadora para poder aportar valor añadido en procesos cada vez más automatizados, introduciendo nuevas ideas, mejorando procesos y combinando elementos del entorno tecnológico.