Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Intel presenta los procesadores Xeon E7 V3

  • Big Data

Intel Xeon E7 V3

Complementando el anuncio de hace unos meses de los Xeon E5 V3, Intel ha anunciado el lanzamiento de esta nueva familia de procesadores con los que quiere seguir ganando terreno en el segmento de sistemas para misión crítica.

Los nuevos Intel Xeon E7 V3 llegan a un mercado que Gartner estima que puede superar los 95.000 millones de dólares a finales de 2018 y suponen un paso adelante en rendimiento tanto frente a la generación anterior como frente a plataformas RISC, tal y como defiende la propia Intel. Pero, ¿hacia qué segmento de negocio se dirige esta familia? Se orienta hacia sistemas de Business Intelligence y Business Analytics, virtualización, misión crítica e In-Memory.

La nueva familia, según Intel, multiplica por 6 el rendimiento frente a sus predecesores, en parte gracias a las nuevas instrucciones TSX; incrementa la capacidad de escalabilidad hasta 18 cores por CPU; aumenta la capacidad de memoria hasta 12 TB, ofreciendo soporte para DDR-3 y DDR-4 (los E5 sólo soportan DDR-4), si bien el proveedor debe elegir una u otra memoria, porque no se pueden montar sistemas con ambas; y eleva la fiabilidad, gracias a Intel AES-NI, Intel AVX2 e Intel Run Sure Technology.

Frente a sistemas RISC, y en virtud de las pruebas realizadas por Intel, establece similares niveles de rendimiento, pero multiplica por 10 el ratio rendimiento por dólar, y disminuye en un 85% el TCO.

 

Intel Transactional Synchronization Extensions (Intel TSX)

Una de las novedades de la nueva familia de procesadores Intel Xeon E7 V3 son las instrucciones Intel TSX. Se trata de unas nuevas instrucciones añadidas al procesador para mejorar la eficiencia en procesos paralelos. Cuando un hilo de ejecución va a acceder a una zona de memoria, bloquea esa zona mientras escribe en ella. Con las nuevas instrucciones TSX, el bloqueo afecta a zonas más pequeñas, aumentando el rendimiento y liberando al programador de esta tarea.

La nueva familia incluye 12 modelos de procesadores, entre ellos dos de alta frecuencia diseñados para un subtipo de aplicaciones de bases de datos que requieran núcleos más rápidos. Se ofrecerán en precios que oscilan entre 1.224 y 7.175 dólares en cantidades de 1.000 procesadores.

Por otra parte, son 17 los fabricantes de sistemas que ya han anunciado su intención de presentar plataformas basadas en esta familia de procesadores. 

Redacción