Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El mercado de la infraestructura de Big Data en EMEA se triplicará en 2019

  • Big Data

Big Data

La consultora IDC indica en su último informe al respecto que ese año se alcanzará los 5.400 millones de dólares en esta región.

La consolidación de la apuesta de las organizaciones por el Big Data cada vez resulta más evidente. Tanto es así que IDC ha analizado en su último estudio el negocio que se moverá en servidores, almacenamiento y recursos cloud utilizados para actividades relacionadas con el Big Data en la región EMEA. Según la consultora, este mercado se triplicará en 2019, alcanzando los 5.400 millones de dólares. Dentro de ese volumen de negocio, los servidores para tareas de Big Data crecerán significativamente, pasando de representar el 6% de todos los servidores que se vendieron el pasado año en esta región al 16% en 2019. Eso significa un aumento de la facturación de 1.000 millones de dólares en 2015 a 2.700 millones dentro de tres años. A su vez, la consultora estima que las soluciones de almacenamiento que va a requerir el Big Data sumarán más de 20 exabytes en 2019, con un valor total de 2.700 millones de dólares.

Claro que ya hoy en día, las inversiones en esta materia empiezan a ser significativas. Tanto es así que IDC asegura que el año pasado se desplegaron 134.000 unidades de servidores para el Big Data, así como se sumaron 764 petabytes de capacidad de almacenamiento, siendo la mayoría de almacenamiento externo. En palabras de Andreas Olah, analista senior de investigación de la compañía, “el Big Data y la analítica han llegado a las agendas de los altos ejecutivos y desarrolladores, de tal forma que la tecnología está evolucionando y las mentalidades están empezando a cambiar en las organizaciones en EMEA”. Por tanto, el principal reto para Olah no son los datos o su volumen, sino “la capacidad de generar valor a partir de ellos”, y añade: “Muchos clientes se encuentran todavía en el comienzo de su viaje y todavía no saben por dónde empezar. Otros tienen grandes ambiciones y las ideas claras, pero les frenan las crecientes complejidades y la falta de científicos y desarrolladores de datos altamente cualificados”, explica.

Finalmente, la firma de análisis estima que, aunque la mayoría de los proyectos actuales de Big Data están empezando fuera de los propios centros de datos de las empresas, las cargas de trabajo cada vez más se están moviendo a la nube pública, mientras que los datos sensibles se mantienen dentro de las instalaciones, en muchos casos por razones de cumplimiento legal. No en vano, IDC espera que la cuota de la infraestructura de nube pública de cargas de trabajo de Big Data aumente del 13% de las ventas de servidores en 2015 al 34% en 2019, y la nueva capacidad de almacenamiento desplegada en infraestructuras de nube pública crezca del 25% de las cargas de trabajo de Big Data en 2015 al 55% en 2019. 

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Ciberataques: qué quieren de tu empresa los ciberdelincuentes y cómo evitarlo

5 estrategias para una protección de datos moderna

Tendencias cloud: La transformación del CPD en el entorno empresarial

Manual de App Store Optimization

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

XIV Informe sobre el sector asegurador en Internet

Cómo reducir costes a lo grande

Comercio exterior e inversiones extranjeras en el sector TIC en España

Guía práctica para el diseño de una red SAN virtual