Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Evolución de los centros de datos en 2015

  • Cloud

Centro de datos

Emerson Network Power ha identificado seis tendencias en los centros de datos que ganarán importancia en 2015, a medida que los operadores busquen las formas más rápidas y eficientes de dar respuesta a las cambiantes condiciones del mercado.

En palabras de Lal Karsanbhai, presidente de Emerson Network Power en Europa, “la velocidad de despliegue, la escalabilidad, la seguridad, la capacidad de gestión y el rendimiento están planteando unos retos de cada vez mayor envergadura y,para afrontarlos, estamos viendo más avances que nunca en la tecnología de los centros de datos. En un sector que evoluciona a un ritmo tan rápido, las innovaciones que ayudan a los clientes y los usuarios finales a moldear e impulsar estas tendencias gozan de una gran demanda”.

La computación en la nube ha pasado a formar parte integral del ecosistema de los centros de datos, dado que la mayoría de organizaciones ya emplea alguna forma de software como servicio (SaaS). Ahora la nube, afianzada en ese punto de apoyo, está lista para convertirse en un motor de innovación. Las organizaciones más avanzadas combinan servicios basados en la nube (como los análisis, la colaboración y la comunicación) para comprender mejor a sus clientes y acelerar el plazo de comercialización de nuevos productos y servicios. Como resultado, cada vez será mayor el número de organizaciones que gestionarán entornos híbridos en los que los recursos de TI en las instalaciones se complementarán con el uso estratégico de servicios de nube y colocation para mejorar la explotación, la robustez y la flexibilidad. Por su parte, los proveedores de nube, si quieren prosperar en un entorno cada vez más competitivo, deberán demostrar su capacidad de evolucionar rápidamente mientras cumplen de forma sistemática los acuerdos de nivel de servicio. Los proveedores de la nube impulsarán la innovación en el sector mientras adoptan tecnologías y prácticas que consiguen una alta fiabilidad al menor coste posible.

Los sistemas integrados se desarrollaron para ayudar a las organizaciones a desplegar y ampliar aplicaciones con mayor rapidez reduciendo a la vez los riesgos y costes totales. La innovación, digitalización y movilidad impulsan rápidos cambios en muchos mercados, por lo que la necesidad de la velocidad que brindan la integración y la convergencia es mayor que nunca. Como resultado, la integración y la convergencia han trascendido a la arquitectura de TI hasta alcanzar a los sistemas que soportan dicha arquitectura. Llama la atención ver como las instalaciones de centros de datos se están diseñando y construyendo ahora a partir de módulos prefabricados integrados. Esta nueva propuesta para el desarrollo de instalaciones ha permitido a organizaciones como Facebook desarrollar centros de datos de alto rendimiento totalmente personalizados en un 30 por ciento menos de tiempo de lo que llevaría la utilización de procesos constructivos tradicionales. Al combinar los atributos de rápido despliegue, inherente escalabilidad y excelente rendimiento, esta propuesta se está convirtiendo en una atractiva alternativa para dar cabida a capacidad de TI adicional.

Los sistemas tecnológicos no son los únicos que están experimentando una convergencia. El hecho de que ahora, de forma rutinaria, se consuman en el mismo dispositivo servicios de voz y datos está acercando cada vez más a los sectores de telecomunicaciones y TI. De hecho, más de la mitad de los participantes en el proyecto El centro de datos de 2025 predijo que al menos el 60 por ciento de las instalaciones de redes de telecomunicaciones serán centros de datos para 2025, y el 79 por ciento espera que al menos la mitad de las empresas de telecomunicaciones conviertan instalaciones de colocation en parte de sus redes. Esta convergencia impulsará una mayor estandarización en las tecnologías empleadas para respaldar servicios de voz y datos, y romperá los silos que han existido tradicionalmente entre estas dos funciones críticas.

Durante los últimos veinte años, la virtualización viene siendo una de las tendencias más significativas en el sector de los centros de datos. La repercusión de este avance seguirá actuando como motor de cambio para el futuro inmediato, a medida que la virtualización se extienda más allá de la computación y alcance al networking y al almacenamiento. Uno de los principales retos en esta revolución virtual va a ser la gestión del hardware. La mayoría de organizaciones carece de la visibilidad necesaria para gestionar sistemas físicos y virtuales de manera sincronizada, y es preciso salvar esa brecha para allanar el camino al centro de datos definido por software. La gestión de infraestructuras de centros de datos (DCIM) ha surgido para llenar este vacío y los primeros en su adopción están disfrutando del valor que aporta: los centros de datos con DCIM se recuperan después de un apagón un 85 por ciento más rápido que los centros sin ella, según un estudio de apagones en centros de datos realizado en 2013 por el Ponemon Institute. 

Después de años de consolidación y centralización, las organizaciones de TI pasan a centrar su atención en la ventaja competitiva de la red para mejorar las interacciones con clientes y aplicaciones. A medida que las organizaciones aumentan su empleo de análisis, servicios basados en ubicación y contenido personalizado, la ventaja competitiva que suponen las instalaciones de red pasará a ser crítica a la hora de ponerse por delante de los competidores. Aprovechar esta oportunidad requerirá el despliegue de una infraestructura estándar, inteligente y de alta disponibilidad cerca de los usuarios. Igual que las organizaciones se esforzaron por mantenerse al día de las exigencias informáticas en la primera década de este siglo, las empresas que no aborden los problemas de red relacionados con la ventaja competitiva se verán incapaces de seguir el vertiginoso ritmo del crecimiento del tráfico de red.

En lo que respecta a mitigación de riesgos, los gestores de centros de datos llevan tiempo con una sola preocupación en sus mentes: evitar el tiempo de inactividad y, si bien el tiempo de inactividad sigue entrañando sus riesgos, una nueva amenaza ha surgido en forma de ciberseguridad. Cuando se detectó que una de las brechas de seguridad de mayor perfil de los últimos 18 meses se había originado en el sistema de climatización, los gestores de centros de datos y los especialistas en seguridad de TI tomaron nota. Es una tendencia al alza: los gestores de instalaciones y de centros de datos tendrán que trabajar con sus equipos de seguridad de TI para auditar la tecnología y el software del equipamiento del centro de datos a fin de garantizar la seguridad, y deberán también evaluar las prácticas de seguridad de los contratistas y los proveedores de servicios con acceso a dicho equipamiento. 

TAGS Cloud
Redacción