Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Más de un billón de dólares en gasto de TI se verá afectado por el cambio al cloud

  • Cloud

Cloud nube

A juicio de la consultora Gartner, los responsables de TI deberán identificar los riesgos y las oportunidades que les ofrece la nube y ajustarse a los estilos de gestión de los proveedores.

Más de un billón de dólares en gasto de TI se verá afectado directa o indirectamente por el cambio a la nube por parte de las organizaciones durante los próximos años, según Gartner. Esto hará que el cloud computing se convierta una de las fuerzas más disruptivas del gasto en TI desde los primeros días de la era digital. “Las estrategias ‘cloud primero’ constituyen la base para mantenerse en un mundo de rápida evolución”, asegura Ed Anderson, vicepresidente de investigación de Gartner, para quien “el mercado de los servicios en la nube ha crecido hasta tal punto que ahora representa un notable porcentaje del gasto total, lo que ayuda a crear una generación de nuevas empresas y proveedores ‘nacidos en la nube’”, sentencia.

El gasto en TI está cambiando constantemente de las ofertas tradicionales a los servicios cloud. Según Gartner, la cantidad total del paso a la nube este año alcanzará los 111.000 millones de dólares, incrementándose hasta los 216.000 millones de dólares en 2020. Las tasas de cambio a la nube se determinan comparando el gasto en servicios en la nube con los servicios tradicionales no cloud en las mismas categorías de mercado. De esta forma, Gartner establece que de los 119.000 millones de dólares que moverá el Business Process Outsourcing este año, 42.000 millones corresponderán a BPaaS. Lo mismo sucederá con el SaaS, que la consultora cifra en 36.000 millones, frente a los 144.000 millones del mercado de software en total. Por su parte, el software de infraestructura alcanzará este año los 177.000 millones, de los cuales 11.000 millones corresponderán a PaaS; mientras que la infraestructura de sistemas sumará 294.000 millones, de los cuales 22.000 millones serán para IaaS.

La consultora, además, confirma que, aparte de los efectos directos del cambio a la nube, muchos mercados se verán afectados indirectamente. La identificación de estos efectos indirectos puede ayudar a los responsables de TI a asegurarse de que están recibiendo el mejor valor de los nuevos gastos y están protegidos contra el riesgo, así como ayudarles a explotar las nuevas oportunidades impulsadas por el cambio a la nube. Y es que, como afirma Anderson, “las organizaciones que abrazan modelos de funcionamiento dinámicos basados en la nube se posicionan mejor con miras a optimizar costes y aumentar la competitividad”.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Plataformas de Experiencias Digitales para usuarios cada vez más conectados

Transforme su almacenamiento en un servicio altamente disponible

Mejores prácticas para la protección de datos y la continuidad de negocio en un mundo móvil

Cómo pueden potenciar la productividad los servidores modernos

Williams agiliza la toma de decisiones críticas con infraestructura hiperconvergente

Seguridad Intrínseca con VMware

 

Informe de ciber riesgos 2016 de HPE

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

Almacenamiento definido por software: principales beneficios

TAGS Cloud

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos