Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Universidad Pablo de Olavide utilizará el servicio de nube pública de T-Systems

  • Cloud

cloud

Los equipos de investigación de la universidad pública sevillana emplearán Open Telekom Cloud para cubrir las necesidades de almacenamiento de sus proyectos.

La Universidad Pablo de Olavide de Sevilla ha decidido contratar los servicios de Open Telekom Cloud (OTC), su plataforma de nube pública, para cubrir las necesidades de almacenamiento de sus equipos de investigación, que trabajan en proyectos en los que tienen que manejar grandes volúmenes de datos y cuya demanda de capacidad no es siempre la misma.

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructura

Esta universidad pública ya ha confiado en otras ocasiones en la filial de servicios de Deutsche Telekom como, por ejemplo, para digitalizar sus expedientes y, en esta ocasión, consideró fundamentales para elegir su plataforma cloud “la flexibilidad y la inmediatez en la disponibilidad del servicio atendiendo a las demandas puntuales del centro”.

La institución universitaria tenía la necesidad de disponer de servidores adicionales para poder trabajar en proyectos de investigación con grandes volúmenes de datos. En este contexto, tiene sentido un servicio de nube pública, capaz de satisfacer las necesidades en escenarios de demandas variables, “sin tener que asumir los costes de una cloud privada”, dice T-Systems.

Según explica la firma, Open Telekom Cloud es adía de hoy la única solución de cloud pública 100% europea, al situar todos sus centros de datos en suelo europeo y bajo la estricta legislación en protección de datos de la Unión Europea.