Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

En 2016 habrá 1.641 millones de cosas conectadas en las ciudades inteligentes

  • En cifras

ciudad_bola

Las casas inteligentes representarán el año que viene el 21% del total del IoT en las smart cities y registrarán el mayor crecimiento en los próximos cinco años.

Gartner ha presentado un nuevo informe que empareja las ciudades inteligentes y el Internet de las Cosas (IoT). En concreto, la consultora estima que el año que viene habrá 1.641 millones de cosas conectadas en las ciudades inteligentes, lo que supondrá un ascenso del 39% con respecto a 2015, que terminará el año con 1.179 millones. Esta cifra, además, se incrementará por encima de los 2.300 millones en 2017 y de los 3.300 millones en 2018. En palabras de Bettina Tratz-Ryan, vicepresidenta de investigación de Gartner, “los edificios comerciales inteligentes serán los mayores usuarios del IoT hasta 2017, después los hogares inteligentes se situarán a la cabeza con más de mil millones de cosas conectadas en 2018“.  

Asimismo, explica la analista, los bienes raíces comerciales contarán con un gran despliegue de aplicaciones para el IoT, principalmente servicios avanzados mediante la recopilación de datos e información de una multitud de sensores. “Especialmente en los espacios grandes, como las zonas industriales, los parques de oficinas, los centros comerciales, los aeropuertos o los puertos marítimos, el Internet de las Cosas puede ayudar a reducir el coste de energía, la gestión del territorio y el mantenimiento de los edificios hasta un 30%”, añade Tratz-Ryan.

Asimismo, las aplicaciones de negocio que están alimentando el crecimiento de la IoT en los edificios comerciales se manejarán a través de la construcción de sistemas de gestión de información que impulsarán la administración de operaciones, especialmente alrededor de la eficiencia energética y los entornos de servicios centrados en el usuario. Así las cosas, en 2016 las cámaras web y cámaras de seguridad comerciales, así como los LEDs en interiores impulsarán el crecimiento total, representando el 24% del mercado del IoT para las ciudades inteligentes.

Por otra parte, Gartner estima que los edificios comerciales contarán con un gran despliegue de aplicaciones para IoT con el que alcanzará los 1.064 millones de cosas conectadas en 2018. Sin embargo, para entonces los hogares inteligentes ya les habrán tomado la delantera. De hecho, este segmento representará el 21% del total del IoT en las ciudades inteligentes el año que viene y registrará el mayor crecimiento en los próximos cinco años hasta llegar a los 1.073 millones de cosas conectadas. En concreto, las aplicaciones de consumo que impulsarán ese aumento serán las televisiones inteligentes, las bombillas inteligentes y varias herramientas de automatización del hogar, como los termostatos inteligentes, los sistemas de seguridad para el hogar y los electrodomésticos de cocina. Según Tratz-Ryan, “gracias a los datos obtenidos de sensores, las ciudades inteligentes podrán interactuar y relacionarse con los residentes y las empresas creando un gran entorno de colaboración”.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Hiperconvergencia, la evolución del Data Center

3 síntomas de que su virtualización está muerta

Cloud: Seguridad, Desmaterialización y Compliance

5 consideraciones para garantizar la recuperación de datos

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

Las apps cloud y su seguridad retan al departamento TI

Estudio y guía metodológica sobre Ciudades Inteligentes

Ciberataques dirigidos en España y otros países europeos

Competencias digitales en la empresa española