Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Aumenta la distancia entre las demandas de los usuarios y las capacidades de los departamentos de TI

  • En cifras

ejecutivo_CEO

Según el informe Veeam Availability Report 2016, la brecha de disponibilidad crece con el tiempo de inactividad, algo que cuesta a las empresas 16 millones de dólares cada año.

A pesar de los numerosos incidentes graves que tuvieron lugar el año pasado, las empresas aún no prestan suficiente atención a las necesidades de sus usuarios. Y es que un 84% de los responsables senior de la toma de decisiones del departamento TI en todo el mundo admite que sufren una brecha de disponibilidad; es decir, un vacío entre lo que el departamento TI puede ofrecer y lo que demandan los usuarios. Este porcentaje supone un incremento del 2% en comparación con 2014. Así lo pone de manifiesto el informe sobre disponibilidad que ha presentado Veeam (Veeam Availability Report), el cual cifra esto en un coste para las organizaciones que asciende hasta los 16 millones de dólares al año en términos de ingresos y productividad, seis millones más que en 2014; y además afecta negativamente a la confianza del cliente y a la integridad de la marca, según el 68% y 62% de los encuestados, respectivamente.

Por otro lado, el informe destaca que, dado que el número de población conectada en el mundo aumentó el año pasado a niveles récord (3.400 millones o aproximadamente un 42% del planeta) y que las previsiones indican que existirán 21.000 millones de dispositivos conectados a finales de 2020, nunca antes había sido tan importante ofrecer acceso a los datos y las aplicaciones las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana. De hecho, según confirma el documento, los usuarios quieren soporte técnico para las operaciones en tiempo real (63%) y acceso global 24x7 a los servicios TI para que ofrezcan soporte a los negocios internacionales (59%).

Sin embargo, parece que las empresas no lo han asumido, a pesar de que más de dos tercios de los encuestados aseguran que han hecho importantes inversiones en la modernización del data center, sobre todo para mejorar los niveles de disponibilidad.

Incluso, han aumentado los requisitos de niveles de servicio para minimizar el tiempo de inactividad de las aplicaciones (96% de las empresas lo han hecho) o para garantizar el acceso a los datos (94%) hasta cierto punto en los últimos dos años.

El estudio también indica que, a pesar de que los contratos de nivel de servicio para objetivos de tiempo de recuperación (RTOs) se ha fijado en 1,6 horas, los encuestados admitieron que en realidad las recuperaciones tardan tres horas. Del mismo modo, los contratos de nivel de servicio para objetivos de punto de recuperación (RPOs) fijan 2,9 horas, cuando en realidad se ofrece en 4,2 horas. Y de media, las empresas experimentan unas 15 incidencias de tiempo de inactividad no planificado por año, con una duración en aplicaciones clave para el negocio de 1,9 horas, y de 5,8 horas en las aplicaciones que no lo son.