Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El mercado de la impresión 3D se triplicará en los próximos cuatro años

  • En cifras

Impresion 3D

Según un informe, en 2020 el volumen de negocio de este sector aumentará hasta alcanzar los 21.000 millones de dólares en todo el mundo.

La industria de impresión 3D, que incluye máquinas, materiales y servicios, alcanzará este año los 7.300 millones de dólares, según el estudio “3D Printing: The Next Revolution in Industrial Manufacturing”, publicado por Consumer Technology Association (CTA) y United Parcel Service (UPS). El documento, además, prevé que en 2020 ese volumen de negocio se triplique hasta llegar a los 21.000 millones de dólares.

De ese crecimiento, el 40% corresponderá a los productos electrónicos de consumo y la industria automotriz; mientras que los dispositivos médicos representarán un 15% del total. El informe detalla que el grueso de esos ingresos provendrá de los países occidentales (como los de América del Norte y Europa), que representan más de dos tercios (68%); mientras que el mercado de Asia/Pacífico aglutina el 27% de las ventas.

El estudio también revela que este nuevo método de impresión se va abriendo camino entre los fabricantes. De hecho, dos de cada tres empresas ya utilizan esta tecnología de una forma u otra, mientras que una cuarta parte prevé adoptarla en el futuro. Ahora bien, el porcentaje mayor de compañías que incorporan esta tecnología se centra en la creación de prototipos (25%), seguido por el desarrollo de productos (16%) y la innovación (11%).

Eso sí, su potencial todavía está siendo desaprovechado, según el informe. Por ejemplo, un 32% de los usuarios actuales considera que su empresa no está aprovechando plenamente las ventajas que brinda esta tecnología. Gran parte de esa oportunidad de negocio perdida se encuentra en la producción de piezas. No en vano, el uso de la impresión 3D para ese fin creció de prácticamente cero en 2003 al 43% (1.800 millones de dólares) en 2014.

Asimismo, la impresión 3D puede mejorar la calidad a través de la creación de piezas más ligeras, con mejor ergonomía y con mayor libertad de diseño. Pero por otro lado, las inconsistencias en los procesos de fabricación de productos que utilizan la impresión en 3D pueden afectar a su durabilidad, según el informe. Por eso, recalca, es fundamental tener en cuenta las necesidades y prioridades de cada fabricante para tomar la decisión entre escoger la impresión 3D o la fabricación tradicional.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Cómo escalar las TI empresariales para cubrir las necesidades del negocio

Evolución y adaptación del almacenamiento al IT actual

7 métricas de rendimiento para crear mejor software y más rápido

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Seguridad Intrínseca con VMware

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

El arte de DevOps

TAGS Impresión, 3D

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos