Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La producción de coches conectados se acelerará en los próximos cinco años

  • En cifras

Coche Autónomo

Gartner prevé que este mercado alcance los 12 millones de unidades en 2016, cifra que se multiplicará por cinco hasta superar los 60 millones en 2020.

Según las últimas previsiones de la consultora Gartner, la producción de automóviles conectados crecerá rápidamente tanto en los mercados maduros como en los emergentes en los próximos años. Tanto es así que la fabricación de este tipo de vehículos equipados con conectividad de datos alcanzará los 12,4 millones de unidades en 2016 y aumentará a 61 millones en 2020, de los cuales casi 43 millones corresponderán a los que incorporan un módulo de comunicaciones integrado, y el resto al uso de dispositivos móviles como unidad de conexión.

“El vehículo conectado es la base de las oportunidades y la disrupción en el sector del automóvil y muchas otras industrias verticales”, opina James Hines, director de investigación de Gartner. De hecho, para el directivo, “los vehículos conectados continuarán generando nuevos productos y servicios innovadores, creando nuevas empresas, permitiendo nuevas propuestas de valor y modelos de negocio, e introduciendo la nueva era de la movilidad inteligente, en la que el foco de la industria automotriz evolucionará de la propiedad de vehículos individuales a una visión de la movilidad personal más centrada en el servicio”, añade.

Y por supuesto, según Gartner, la tecnología de los automóviles conectados creará oportunidades para los fabricantes, los cuales generarán ganancias postventa a través de la comercialización de servicios adicionales y actualizaciones de las funciones, así como mejorarán la fidelidad de la marca a través de una experiencia de cliente más personalizada. También permitirá innovaciones en negocios adyacentes, como seguros, alquiler de coches, servicios para compartir y carga de vehículos eléctricos.

Además, la consultora predice que las futuras aplicaciones para automóviles conectados impulsarán en los próximos años un aumento del 150% de la demanda de información contextual, como la detección de imágenes y la geolocalización. Según Hines, “a medida que los coches se vuelven más automatizados, están siendo equipados con una creciente gama de tecnologías de sensores, como cámaras y sistemas de radar. En este sentido, muchos automóviles usarán detección de imagen como el principal medio para identificar y clasificar los objetos en el entorno del vehículo para que puedan proporcionar respuestas más sofisticadas, e incluso tener un control autónomo”.

Para llegar a ser más automatizados, los vehículos requerirán incorporar un 5% de nuevas funciones de procesamiento cada año hasta 2020. Así, las funciones automatizadas de conducción, como el control de crucero adaptativo, la prevención de colisiones y los sistemas de advertencia de abandono del carril, requerirán el procesamiento de datos en tiempo real de la cámara y el sensor, así como el reconocimiento de patrones.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Informe ePyme 2015:  implantación de las TIC en las empresas españolas

Últimas tendencias en almacenamiento de datos en el corazón del CPD

BBVA adopta las cualidades de monitorización de Dynatrace

Tres estrategias para conseguir experiencias de usuario consistentes

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

El arte de DevOps

Informe Anual "La Sociedad en Red 2015" (Edición 2016)

Almacenamiento Flash: razones de su adopción generalizada

Progresión de datos optimizados para Flash