Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Tres de cada cuatro españoles utilizan ya la banca electrónica

  • En cifras

Banca online

Actualmente es la manera de interactuar con las entidades financieras más extendida, seguida por el cajero automático (64%), el móvil (36%), las sucursales bancarias (35%) y las cartas (30%).

Fujitsu ha presentado los resultados de un estudio sobre el futuro de los servicios financieros, realizado en colaboración con la empresa de investigación independiente Coleman Parkes Research y la compañía internacional de contenidos especializados en tecnología Harvard. En él ha preguntado a más de 7.000 usuarios de la banca en siete mercados europeos: Reino Unido, Francia, Bélgica, España, Alemania, Suiza y Europa Oriental. En líneas generales, las conclusiones se dirigen en dos líneas. Por un lado, el consumidor espera que las entidades financieras les proporcionen nuevas capacidades y servicios originales. Por otro, ya no son cautos y conservadores, sino que buscan obtener mayor beneficio de manera más rápida sencilla y eficaz. Por ello, los bancos deben trabajar de forma constante para mantenerse a la vanguardia.

Y en este contexto, la comodidad es uno de los primeros valores de los consumidores. De hecho, en España la banca electrónica es el canal predominante, pues casi las tres cuartas partes (74%) de los encuestados la utilizan, al menos semanalmente, para interactuar con su entidad. A esto le sigue el cajero automático (64%), el móvil (36%), las sucursales bancarias (35%) y las cartas (30%). El PIN y la tarjeta chip es también muy popular, y por ello un 22% lo usa diariamente, un 47% semanalmente, y un 9% no lo usa habitualmente.

Pero no todos los consumidores son iguales. El deseo de innovación varía según las diferentes regiones en Europa y grupos demográficos. Por ejemplo, un 47% de los españoles considera que se cambiarían de banco o aseguradora si no ofrecieran tecnología actualizada para interactuar con ellos. Se trata de un dato relevante si lo comparamos con los alemanes, que se sitúan en el otro extremo, sólo preocupados en un 27%, y los suizos, en un 33%. Por todo ello, y de cara al futuro, un reto importante de los bancos, según el estudio, debe ser educar y alentar a los consumidores a interactuar con nuevos canales y métodos de pago, sin abandonar a los que aún no están preparados para adaptarse a ellos.

Finalmente, el informe también abunda sobre el uso de los datos personales por parte de las entidades financieras. En este sentido, los encuestados españoles se muestran abiertos a ceder esa información si eso les permite reducir la prima de su hipoteca (60%), que les lleguen recomendaciones de productos (47%) y mantenerles informados sobre gastos y ahorros (44%). Pero también los españoles aseguran que, ante una violación de la seguridad, más del 60% cambiaria de proveedor. Precisamente, el empleo de los datos de los clientes es la enorme oportunidad que respalda la aceleración digital; y los consumidores están dispuestos, en gran medida, a que las entidades hagan uso de esa cantidad masiva de información allí donde se añada valor y haya seguridad máxima.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Transforme su almacenamiento en un servicio altamente disponible

¿Cuál es el nivel de digitalización de autónomos y pymes españolas?

BBVA adopta las cualidades de monitorización de Dynatrace

Moderniza la analítica de tu eCommerce y mejora la experiencia de usuario

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

11 consejos para mejorar el rendimiento de SharePoint

Estado Global de la Seguridad de la Información 2016

Caso de éxito: Williams agiliza la toma de decisiones

Almacenamiento definido por software: principales beneficios

 

TAGS Finanzas