Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La venta de wearables que monitorizan a los pacientes crecerá un 32% en 2021

  • En cifras

Wearables salud

Este mercado, que engloba tanto a los dispositivos de dentro de los hospitales como los de fuera, crecerá de 8 millones de unidades en 2016 a 33 millones en 2021.

El aumento de los dispositivos wearables que permiten monitorizar la salud de los pacientes ayudará a reducir los riesgos de readmisión y a prevenir traumas médicos, aliviando las crecientes presiones de rendimiento en los servicios de salud. Así, al menos, lo creen los analistas de la consultora ABI Research, que acaban de presentar un informe al respecto. Según éste, el mercado de wearables para la monitorización de pacientes, tanto dentro como fuera de los hospitales, crecerá de 8 millones de unidades en 2016 a 33 millones en 2021. Esta categoría incluye desde monitores de presión arterial, hasta oxímetros de pulso o de vigilancia de la fatiga.

“Mientras que la monitorización de pacientes se limitaba a las rondas de un médico, los nuevos dispositivos wearables permiten a los profesionales médicos la gestión remota y continua de los pacientes en el hospital y fuera”, comenta Stephanie Lawrence, analista de investigación de la compañía. Esto es así, según el directivo, porque estos dispositivos “envían alertas en tiempo real con respecto a cualquier deterioro o fluctuación de la condición, reduciendo los tiempos de respuesta a cambios potencialmente mortales y conservando los recursos del sistema de salud a largo plazo”, señala.

Por un lado, los dispositivos portátiles de vigilancia médica in situ permiten a los profesionales trabajar con una mayor base de pacientes, ya que los dispositivos ponen al día a los médicos continuamente de las condiciones vitales y generales sin necesidad de chequeos. Además, ayudan a los médicos a no pasar por alto ningún cambio ligero en la condición antes de dar el alta a los pacientes. Por otro, fuera del hospital, los dispositivos de monitorización remota de pacientes les brindan acceso continuo a la salud de sus pacientes, que de otro modo habrían sido inaccesibles una vez que salieran del hospital. Los médicos pueden ahora monitorizar las condiciones de sus pacientes y diagnosticar mejor cualquier ajuste del tratamiento.

En este sentido, empresas como A&D Medical, Medtronic, Nonin Medical y Philips Healthcare lideran el mercado, con startups como Fatigue Science, Health Care Originals y Qardio, que ya están desafiando a los primeros, diversificando el panorama competitivo con soluciones para tratar condiciones médicas específicas. En definitiva, tal y como concluye Lawrence, “los dispositivos remotos de monitorización de pacientes verán un fuerte crecimiento de casi un 35% para 2021, y representarán una participación del 60% en el mercado, ya que los profesionales de la salud aceptan los beneficios de controlar de forma remota y continua los signos vitales de los pacientes”.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Informe anual del sector TIC y de los contenidos en España 2016

Barómetro del sector de los drones en España

La transformación digital en el sector retail

Estado del negocio digital 2015-2020

10 tendencias de consumo para 2017

Fabricantes de WLAN y LAN cableadas para empresas 

La digitalización: ¿crea o destruye empleo? 

e-commerce para pymes, autónomos y emprendedores

Cómo lograr el máximo rendimiento en tus canales digitales