Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El software middleware alcanzará los 27.000 millones de dólares en 2017

  • En cifras

Software Defined Storage

Las expectativas para los próximos años son también muy halagüeñas, pues la consultora Gartner prevé que se superen los 33.000 millones de dólares en ingresos en 2020.

El software middleware y de integración de aplicaciones (AIM, por sus siglas en inglés) continúa creciendo a un ritmo más rápido que el mercado global de software de infraestructura. No en vano, según Gartner, sus ingresos superarán este año los 27.000 millones de dólares, lo que supondrá un crecimiento del 7% con respecto a 2016. Incluso, las expectativas para los próximos ejercicios son aún mejores, pues la consultora prevé que superen los 33.000 millones de dólares en ingresos en 2020.

Quizá te interese...

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

Verifica las herramientas con las que pruebas tus apps móviles

Internet de las Cosas: hoy y mañana

Optimiza tus canales digitales

Para Fabrizio Biscotti, vicepresidente de investigación de Gartner, “el crecimiento de

iniciativas como las aplicaciones móviles, el Big Data, la analítica, la computación en memoria, el cloud y el Internet de Cosas está asociado con el negocio digital y requiere que los profesionales de aplicaciones e integración inviertan en nuevas tecnologías AIM”. Esto, a su vez, según el directivo, impulsará “nuevos enfoques de integración con las nuevas tecnologías AIM en su núcleo, como la gestión de interfaz de aplicaciones programables y la plataforma de integración como servicio”.

Según la consultora, para que se produzca este cambio se deben dar tres requisitos principales. En primer lugar, las organizaciones digitales necesitan un modelo abierto, flexible y ligero que permita una configuración más sencilla y rápida, así como el despliegue tanto de recursos en la nube como locales. Además, se necesitan plataformas que soporten diversas combinaciones de recursos, aplicaciones, datos, procesos y cosas dentro y fuera de la organización. Por último, se requiere middleware de autoservicio que pueda aumentar y disminuir rápidamente en escala.

Para Biscotti, “las ofertas de infraestructuras de aplicaciones cloud aún están madurando, pero satisfacen las demandas del mercado para mayor agilidad, escalabilidad, productividad y eficiencia que sus alternativas locales. La tecnología más antigua, sin embargo, a menudo sigue siendo más adecuada para los escenarios más exigentes”, opina.

Por último, Gartner establece en su informe que el mercado de software AIM se divide en dos segmentos: maduros y emergentes. Los primeros son grandes en tamaño, y la mayor parte del mercado está en manos de unos pocos jugadores establecidos. Una alta proporción de los ingresos se genera a partir de comisiones de mantenimiento y el crecimiento es lento, normalmente de un solo dígito.

Por su parte, los segundos incluyen plataformas de desarrollo de aplicaciones móviles, redes de datos en memoria y plataformas como servicio, entre otros. Estos segmentos son de menor tamaño, pero exhiben tasas de crecimiento de dos dígitos, ya que crecen rápidamente en línea con el aumento del negocio digital y la demanda del mercado para mayor agilidad y escalabilidad. Eso sí, este segmento muestra un alto grado de fragmentación a medida que los nuevos vendedores luchan por una cuota de mercado antes de que se consolide.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Plan Digital 2020: La digitalización de la Sociedad Española

Apps móviles: ¿listas para dar la mejor experiencia de usuario?

El coste de incumplir el gobierno de la información

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

¿Cómo ser el mejor en Internet?

Almacenamiento Flash

7 métricas para crear mejor software y más rápido

Manual de analítica móvil

Tres elementos esenciales de TI para la pymes