Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los despliegues 5G en interiores avanzan más lentamente que los de exteriores

  • En cifras

smartphone_redes_ciudad

Los equipos inalámbricos 5G para el interior de los edificios tan sólo representarán el 5% de un mercado global que en 2025 superará los 10.000 millones de dólares.

La implementación de la tecnología 5G continúa su avance imparable en el mercado. Sin embargo, no lleva la misma velocidad en todas las circunstancias. De hecho, la consultora ABI Research afirma que su despliegue en interiores se retrasará un año o más comparado con la implementación en exteriores que comenzará en 2020.

Quizá te interese...

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

Verifica las herramientas con las que pruebas tus apps móviles

Internet de las Cosas: hoy y mañana

Optimiza tus canales digitales

La compañía estima que el mercado mundial de equipos para instalaciones inalámbricas en edificios, incluyendo sistemas de antenas distribuidas (DAS) activas, DAS pasivas y repetidores alcanzará en 2025 cerca de 10.000 millones de dólares. Los ingresos totales del sistema en 2025, que incluyen servicios y equipos, crecerán a una tasa anual compuesta del 15% hasta los 19.000 millones de dólares en 2025. Fuera de este mercado, los equipos inalámbricos 5G para el interior de los edificios representarán únicamente 509 millones de dólares en 2025.

“A medida que 5G se acerca a su completa especificación, los operadores de redes móviles se enfrentarán a retos para la cobertura móvil en interiores, incluyendo la propagación de señales, el fronthaul/backhaul de próxima generación y MIMO masivo”, opina Nick Marshall, director de investigación de ABI Research. Para el directivo, “los primeros despliegues 5G en interiores serán una migración de las características de LTE-Advanced y LTE-Advanced Pro. Esto sucederá tecnología por tecnología y frecuencia por frecuencia, evitando costosos despliegues”.

5G es una HetNet tecnología múltiple, compuesta por una combinación de diferentes tipos de celdas y tecnologías de acceso para adaptarse sin problemas a una amplia gama de casos de uso y aplicaciones, explica la consultora. NFV migra el procesamiento de señales móviles a un centro de datos remoto de telecomunicaciones; mientras que MEC, en una tendencia compensatoria, migra el cálculo y almacenamiento de TI al borde de la red dentro del edificio o lugar para casos de uso de baja latencia. MIMO masivo, un desafío clave al que se enfrentará 5G a medida que se acerque su especificación completa, se refiere al uso de múltiples antenas en la estación base y el dispositivo móvil.

“Creemos que las futuras redes 5G dependerán de la virtualización de las funciones de red (NFV) y de la computación en el borde móvil (MEC) para alterar la arquitectura y la topología de RAN aprovechando los centros de datos de telecomunicaciones para virtualizar el procesamiento de señales en la nube”, concluye Marshall.