Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El cambio cultural, el mayor reto para las empresas en la transformación digital

  • Estrategias digitales

economia ideas empresa

A este parámetro, le siguen otros como la evaluación integral y organizada de la compañía, la adaptación a la innovación tecnológica, y la forma de relacionarse con los clientes, según una encuesta de Digital Boost.

Con el objetivo de conocer cuáles son los principales cambios que preocupan a las organizaciones en su proceso de transformación digital, Digital Boost, la línea de negocio de Stratesys especializada en marketing digital, ha realizado un estudio denominado “Transformación digital en las organizaciones”. Según éste, una de cada tres empresas (32,5%) considera que el cambio cultural en el seno de la organización es el factor más complejo en este tipo de procesos; seguidos de los opinan que su mayor hándicap es la transformación integral y organizada de la compañía (31,3%), la adaptación a la innovación tecnológica (21,3%), y la forma de relacionarse con los clientes (15%).

“Las conclusiones del estudio evidencian que la transformación digital va más allá de incorporar tecnologías o actualizar herramientas de gestión. Estamos hablando de un cambio conceptual, una nueva forma de hacer negocio y también de gestionar a los equipos de profesionales”, asegura Rafael San Román, socio-director de Stratesys.

A partir de las respuestas facilitadas por las empresas encuestadas, el documento también extrae una serie de conclusiones por cada uno de los factores señalados. Por lo que respecta al cambio cultural, éste viene determinando, fundamentalmente, por el cambio generacional y la adopción de la cultura digital; y presupone una concepción distinta del negocio. En cuanto a la transformación integral y organizada, esto se traduce en un cambio integral para las compañías, que afecta a los procedimientos, a los equipos, al modelo de negocio… Además, puede contribuir a mejorar la competitividad de una empresa, impulsar la eficiencia y, se convierte, en sí misma, en un nuevo motor de cambio.

El tercer aspecto, la innovación tecnológica, es y seguirá siendo uno de los puntos de apoyo del cambio, con términos muy habituales en las organizaciones como Big Data, cloud, comercio electrónico móvil, realidad virtual, realidad aumentada, Internet de las Cosas, wearables… Finalmente, se encuentra la relación con los clientes, la cual ha sido durante mucho tiempo el centro de la estrategia de las empresas, por lo cual el cambio en este caso es menos profundo. No obstante, el reto ahora es conocerle más, sobre todo desde el punto de vista cualitativo, interpretando su comportamiento. 

 

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Transforme su almacenamiento en un servicio altamente disponible

¿Cuál es el nivel de digitalización de autónomos y pymes españolas?

BBVA adopta las cualidades de monitorización de Dynatrace

Moderniza la analítica de tu eCommerce y mejora la experiencia de usuario

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

11 consejos para mejorar el rendimiento de SharePoint

Estado Global de la Seguridad de la Información 2016

Caso de éxito: Williams agiliza la toma de decisiones

Almacenamiento definido por software: principales beneficios