Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El Plan de Presupuestos Generales del Estado 2017 destina menos recursos de los esperados a I+D+i

  • Estrategias digitales

Consejo de ministros_Gobierno

Desde AMETIC aseguran que la falta de apuesta por la innovación y la insistencia en privilegiar el préstamo a costa de las subvenciones a la I+D+i no permiten valorar positivamente estos presupuestos.

Atendiendo a las cifras de la Política de Gasto 46 de Investigación, Desarrollo e Innovación publicadas en el Plan de Presupuestos Generales del Estado 2017, el presupuesto total para esta partida aumenta un total de 71,4 millones de euros, de los 6.429,6 millones de 2016 a los 6.501 millones de 2017, lo que supone una variación del 1,11%. Sin embargo, tal y como apuntan desde AMETIC, este incremento está lejos de la cifra destacada oficialmente como titular sobre I+D+i en los Presupuestos que anuncia un incremento del 4,1%.

Quizá te interese...

Barómetro del emprendimiento de éxito en España

Aumenta la colaboración en DevOps y mejora el rendimiento

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

La transformación de Big Data: por qué el cambio es bueno para tu negocio

En concreto, esta subida se sitúa por debajo de cifras como el crecimiento esperado del PIB (2,5%) o la tasa de inflación que maneja el Gobierno para 2017 (1,5%), lo que se traduce en que los Presupuestos de 2017 suponen un retroceso de la I+D+i con respecto a 2016 y una falta de apuesta por la innovación en unos presupuestos expansivos. “El escenario actual de recuperación económica es una oportunidad que no se debería perder para apoyar la I+D+i de forma más decidida”, apuntan desde AMETIC.

Particularizando en el gasto en I+D+i civil, que supone aproximadamente el 90% del total del gasto en I+D+i, aumenta de los 5.793 millones de euros de 2016 a los 6.029 millones presupuestados para 2017. Esta variación sí corresponde con el incremento del 4,1% anunciado. La partida de I+D+i civil a su vez se desglosa en dos partes, una dedicada a subvención y otra a préstamo, de 2.446 millones de euros y 3.583 millones de euros, respectivamente. La partida de subvención se ha visto reducida un 2,6% respecto a 2016 y el préstamo incrementado un 9,2%. “Precisamente las ayudas en forma de subvención son las mejor valoradas por las empresas, mientras que los instrumentos de ayudas a la I+D+i en forma de préstamo por lo general no son lo suficientemente atractivos, tienen dificultades para atraer proyectos y presentan un porcentaje de ejecución presupuestaria preocupantemente bajo”, comentan desde AMETIC, y añaden: “Este balanceo cada vez más acusado hacia el préstamo resulta alarmante, ya que complica el diseño de unos instrumentos de ayudas públicas a la I+D+i que realmente sean capaces de canalizar y potenciar el conocimiento, la capacidad y la voluntad de innovar de la industria española”.

Los presupuestos de beneficios fiscales para el año 2017 tampoco traen buenas noticias: el concepto de deducciones por actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación Tecnológica, valorado también de forma muy positiva para las empresas y que se ha convertido en un complemento casi imprescindible para abordar proyectos, se recorta a la mitad (un 49,8%) con respecto a 2016.

En conclusión, sentencian desde AMETIC, “la falta de apuesta por la innovación y la insistencia en privilegiar el préstamo a costa de las subvenciones a la I+D+i no permiten valorar positivamente estos presupuestos, dado que reflejan que, en un momento de recuperación, y a diferencia de los países más avanzados, la innovación no se sitúa entre las prioridades para afirmar la competitividad del país y la continuidad del crecimiento”.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos