Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las API, instrumento de transformación hacia la banca abierta

  • Estrategias digitales

Informe banca Capgemini

Según un estudio, los bancos deben liderar la evolución al negocio de banca abierta o perderán su papel de intermediarios, puesto que, además, esto generará nuevas fuentes de ingresos para las entidades tradicionales.

Los bancos se enfrentan al riesgo de la desintermediación si, por un lado, no eligen con acierto su modelo de interacción con el cliente y, por otro, no incorporan a ese modelo el uso de interfaces de programación de aplicaciones (API). Éstas es una de las principales conclusiones del informe anual de Capgemini y Efma sobre banca minorista, denominado “World Retail Banking Report 2017” (WRBR 2017). También señala que la banca tradicional, en colaboración con las fintech, tiene la oportunidad de liderar el desarrollo de la banca abierta para configurar servicios innovadores y más personalizados que aporten más valor a los clientes y que generen nuevas fuentes de ingresos para la entidad.

Quizá te interese...

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Cómo seleccionar e implementar una solución de BI y Analítica

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

II Termómetro del mercado de medianas empresas en España

Los 20 principales proveedores de soluciones APM

“Actualmente, las fintech están recibiendo mejores calificaciones en cuanto a experiencia positiva del cliente que los bancos tradicionales; a la vez que estas entidades están buscando abiertamente la colaboración con las fintech. El modelo de banca abierta ofrece a los bancos la oportunidad de mantener e incrementar su base de clientes mediante la incorporación de diversidad de servicios de terceros con los que personalizar y hacer única su propuesta de valor. Los bancos que no aborden la tendencia open banking de manera estratégica y no se posicionen corren el peligro de perder su papel de intermediarios con el cliente”, explica Anirban Bose, responsable mundial de Banca y Mercados de Capital de Capgemini.

El informe señala que las API tendrán un papel prominente como vehículo para la transformación hacia el modelo de banca abierta, en el que fintech y entidades financieras colaborarán más que competirán para crear mayor variedad de productos y servicios al cliente. A pesar de que las API despiertan alguna inquietud en materia de seguridad y protección de datos, se las considera fundamentales para que los bancos puedan aprovechar las ventajas de la innovación que traen las fintech, sin tener que acometer cambios significativos en sus actuales infraestructuras.

“Los bancos con más éxito serán los que utilicen API abiertas para conocer mejor a sus clientes y generar nuevas fuentes de ingresos, mejorando al mismo tiempo la experiencia del cliente”, comenta Vincent Bastid, secretario general de Efma. El directivo confirma que actualmente muchos bancos utilizan API internas para mejorar el flujo de información entre sus sistemas tradicionales, pero ahora “algunos bancos han tomado la delantera y ya han adoptado el modelo de banca abierta, poniendo sus sistemas y datos a disposición de terceros y creando nuevas vías de generación de ingresos”.

Por otro lado, el estudio deja claro que gran parte de las fintech (53,8%) y de los bancos (43,5%) consultados consideran que en un futuro ambos actores trabajarán juntos en la construcción de plataformas intersectoriales para configurar una oferta integral de servicios complementarios diseñados en beneficio de los clientes; esto es, un modelo de plataforma como servicio (Bank as a Platform, BaaP).

En cualquier caso, y más allá del modelo de negocio que vaya emergiendo, el informe corrobora el creciente interés por el establecimiento de alianzas más estrechas entre fintech y bancos. La mayoría de los bancos (91,3%) y gran parte de las fintech (75,3%) afirman que esperan colaborar en el futuro, de manera que los primeros contribuyan dando acceso a sus recursos, experiencia y conocimientos; mientras que las segundas aporten aportado agilidad, velocidad de respuesta y una visión innovadora sobre el cliente.

Finalmente, el informe pone de manifiesto que las fintech han hecho un buen trabajo respecto a la expectativa del cliente, lo que se traduce en una amenaza para la relación tradicional entre banca y cliente. Así, el consumidor percibe de forma cada vez más favorable a las fintech: el 40,3% afirma que están satisfechos con la experiencia que ofrecen, frente al 37,1% que piensa eso de los bancos. Las fintech disfrutan de mayor popularidad en Norteamérica, donde el 57,8% de los clientes asegura que ofrecen una experiencia positiva, frente al 49,5% que cita a los bancos. En el resto del mundo, los clientes más jóvenes y con mayor destreza tecnológica son los más partidarios de recurrir a las fintech.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos