Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las empresas españolas se resisten a los cambios que trae la transformación digital

  • Estrategias digitales

transformacion digital 2

Un nuevo estudio asegura que más del 45% se resiste a evolucionar hacia modelos digitales, y sólo un 36% tiene una estrategia digital formalizada.

Este documento, que llega de la mano de la empresa especializada en transformación digital Ecertic, sostiene que más del 45% de las organizaciones españolas se resisten a esta evolución que se antoja imprescindible o, como explica la empresa autora del informe, la digitalización “ha dejado de ser una ventaja competitiva y una oportunidad, para convertirse en condición indispensable para tener un hueco en el mercado y mantenerse”.

Su estudio detecta que poco más del 36% de las compañías españolas cuenta con una estrategia digital formalizada, de lo que se deduce que hay empresas que sí han hecho una apuesta por avanzar en esta área. “Energía, banca, seguros, e incluso sectores tradicionales como la restauración o la gran distribución están trabajando para abordar su transformación digital y situarse en un lugar destacado”, confirma Raúl Tapias, CEO y cofundador de la compañía. 

La resistencia al cambio, y la falta de sensación de urgencia y concienciación son identificados como los principales factores que limitan a las empresas para abordar el impulso digita. En este sentido, se hace necesaria “una acción coordinada entre las empresas y las asociaciones, que impulse la inversión, potencie la investigación y fomente el desarrollo de las capacidades digitales para crear un auténtico ecosistema digital”, sostiene este directivo.

Otros hallazgos del informe es que la mitad de las empresas controlan el uso digital básico, pero no el avanzado, es decir, soluciones como la firma digital o la biometría todavía no han sido adoptadas del todo.

El texto dice también que las empresas más avanzadas ya han incorporado la transformación digital en su propio ADN, y basan su diferenciación en nuevas funcionalidades, como por ejemplo la utilización de Blockchain.