Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

10 fases para integrar el mainframe en los entornos de TI de la empresa digital

  • Estrategias digitales

transformacion digital 2

La transformación digital de las grandes organizaciones exige la integración del mainframe con los entornos distribuidos y cloud computing, según Compuware.

Compuware ha definido  las diez fases necesarias para que una organización tenga éxito a la hora de desarrollar entre los diferentes entornos TI de las grandes organizaciones: mainframe, sistemas distribuidos y cloud computing.

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructuras

No te pierdas el webinar Por una Transformación Digital Segura, porque hay que adoptar la nube, pero de forma segura, y saber en todo momento dónde están nuestros datos.

Según este decálogo, el primer paso se centra en la definición clara de los objetivos a alcanzar en cuanto a seguridad, agilidad, eficiencia, facilidad de uso e integración de los entornos mainframe y no mainframe en los procesos DevOps corporativos.

A partir de ahí, la siguiente etapa se enfoca a modernizar el entorno de desarrollo mainframe que debería tener la apariencia y el comportamiento de un Entorno de Desarrollo Integrado (IDE) al estilo Eclipse que, de hecho, se han convertido en el estándar para otras plataformas. 

Tras culminar estas dos fases, llega el momento de adoptar pruebas unitarias automatizadas; ganar visibilidad gráfica e intuitiva dentro de la estructura existente de códigos y datos, y habilitar la detección temprana de problemas de calidad de las aplicaciones y establecer indicadores clave de rendimiento de la calidad.

Los últimas etapas pasan por la adopción de procesos ágiles; el uso de datos operativos a lo largo del ciclo de vida de desarrollo, prueba y producción; optimizar las funciones clave en la gestión de código fuente; automatizar y coordinar el despliegue de todos los artefactos relacionados con el desarrollo y, por último, sincronizar la entrega del código nuevo aprobado en todas las plataformas.