Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La falta de presupuesto limita el avance digital de las medianas empresas

  • Estrategias digitales

pyme digitalizacion datos

Un nuevo estudio de SAP evidencia que el presupuesto es la principal barrera que encuentran las medianas empresas a la hora de abordar la trasformación digital.

Más de una quinta parte (21%) de las medianas empresas que han participado en la investigación internacional de SAP han citado la falta de presupuesto como el mayor obstáculo para convertirse en una empresa realmente digital. Tras esta causa figuran la escasez de tiempo (15%) y las tecnologías sofisticadas (15%).

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructura

En este documento de SAP, titulado “SAP Digital Transformation Executive Study”, sólo el 8% de las compañías creen que la falta de conocimiento y de experiencia del personal son un desafío que explica su lento camino hacia la digitalización, un porcentaje que contrasta con el parecer de las grandes empresas, que perciben este aspecto como todo un reto (25%).

La responsabilidad de la transformación digital recae en el departamento de TI. Independientemente del tamaño, la principal responsabilidad de la transformación digital en la empresa reside en el departamento de TI (75%), por lo que tienen un papel activo en la planificación corporativa y en el establecimiento de la estrategia. En cuanto a la especialización y la dedicación de recursos, solo el 3% de las ellas han señalado que los proyectos de transformación digital hayan sido gestionados por equipos dedicados, frente al 24% de las grandes empresas.

Por otro lado, más de la mitad (57%) de las medianas consultadas consideran que un tiempo reducido de salida al mercado será el mayor impulsor del beneficio para sus empresas en los próximos años. En segundo lugar figura el reconocimiento de marca (39%), seguido de un incremento en el compromiso de los empleados (38%) y el desarrollo de nuevos productos y servicios (36%).

El estudio también ha extraído conclusiones generales sobre las medianas y grandes empresas. Una de ellas es que el punto de partida para la transformación digital es la experiencia del cliente. Casi todos (92%) los líderes digitales de mayor éxito (un grupo que el estudio ha identificado como que están impulsando el cambio de forma más rápida, efectiva e inteligente que sus competidores) han puesto en marcha un proceso digital para mejorar la experiencia del cliente. Esos líderes consideran que la potenciación del cliente es un elemento necesario de la transformación más que un objetivo o un resultado. Para el 39% de ellos la tendencia más relevante en los próximos dos años será la puesta en marcha de iniciativas para otorgar más poder al cliente, por ejemplo, involucrándolo de forma más directa en el diseño de productos o servicios.

Inversión en tecnología

Desde el punto de vista de la tecnología, una de las conclusiones es que los líderes digitales son diferentes al resto en cuanto a sus inversiones. De hecho, están invirtiendo en tecnologías que muchas otras empresas todavía consideran de próxima generación.

Entre las mayores divergencias entre los líderes y el resto de compañías, el estudio encuentra que mientras la mayoría de las empresas emplea una plataforma digital multifuncional como elemento clave para integrar las tecnologías de la transformación digital, los líderes han dado un paso más y utilizan una arquitectura bimodal en la que separan las tecnologías entre aquellas que utiliza la mayoría de las empresas y aquellas que son únicas y proporcionan una ventaja competitiva, como es el caso de machine learning o IoT.

De hecho, la inversión de los líderes en esas tecnologías es claramente superior al del resto de empresas: el 94% de ellas invierten en Big Data/Analytics, frente al 60% del resto de compañías; un 76% de los líderes invierte en IoT, frente a un 52% de las demás; y un 50% de los líderes lo hace en machine learning frente a un 7% del resto de empresas, El 62% de los líderes invierte en arquitectura bimodal, frente a un 20% del resto de compañías.