Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas, dispuestas a vender activos para invertir en su digitalización

  • Estrategias digitales

inversion empresa

Casi 9 de cada 10 empresas a nivel mundial planean hacer desinversiones en los próximos dos años, según el estudio Global Corporate Divestment de EY. Un 74% de los ejecutivos consultados asegura que los cambios tecnológicos influyen en sus planes de desinvertir.

  Quizá te interese...

Un 87% de las empresas consultadas por EY para la elaboración de este informe reconocen tener planes para vender activos en los próximos dos años, el doble que en 2017. Según el documento, la apuesta de las empresas por la tecnología está provocando un aumento significativo de las desinversiones, ya que su fin no es otro que financiar el crecimiento digital. 

Tres cuartas partes de los ejecutivos de las empresas consultadas reconocen que los cambios tecnológicos están influyendo directamente en sus planes de desinversión, frente al 55% de 2017. Asimismo, el 65% de las compañías espera ver durante este ejercicio desinversiones relacionadas con la consolidación de la industria.

La mitad de las empresas que prevén hacer desinversiones lo hacen con la intención de destinar los ingresos obtenidos para financiar la inversión en nueva tecnología. Con este cambio tecnológico, las empresas están buscando principalmente mejorar la eficiencia operativa (82%) y hacer frente a los cambios en las necesidades de los clientes (80%).

Esta apuesta por el crecimiento digital supone un cambio de tendencia, ya que por ejemplo sólo el 43% de los consultados en el estudio señalaron que la necesidad de fondos para invertir en nuevas tecnologías fue uno de los principales factores que motivaron su última gran desinversión. Tener una posición competitiva débil en el mercado fue la primera razón (así lo corroboran el 85% de los consultados, frente al 49% del estudio anterior); seguido de cuestiones oportunistas (71%), incertidumbres geopolíticas y volatilidad macroeconómica (47%).

El estudio pone de manifiesto, además, que aquellas empresas que desinvierten para centrarse en los activos más rentables y en donde las nuevas tecnologías ofrecen ventajas competitivas tienen un 21% más de probabilidades de lograr un precio de venta por encima de las expectativas que las desinversiones oportunistas.

Asimismo, las empresas que desinvierten para financiar nuevas inversiones en tecnología tienen un 48% más de opciones de lograr un múltiplo de valoración mayor en el negocio restante que las ventas realizadas con fines oportunistas.

Rafael Roldán, Socio Director del área de Transacciones de EY, explica que “la disrupción digital, el cambio en las preferencias de los clientes y la convergencia sectorial están haciendo que las empresas estén hoy incrementando su apuesta por las nuevas tecnologías”.

En su opinión, el uso de la tecnología analítica a la hora de revisar y optimizar el portfolio de negocio de una empresa ya no es algo opcional. “Nos permite optimizar la decisión de una posible desinversión mediante el análisis del impacto de diferentes escenarios, del posicionamiento previo a una posible venta y de las alternativas de reinversión de los recursos generados”, añade.