Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La colaboración hombre-máquina, clave para encajar la inteligencia artificial en la empresa

  • Estrategias digitales

robot

El futuro de las empresas estará definido por la "inteligencia colaborativa" entre personas y máquinas, consistente en consiste en hacer uso de la Inteligencia Artificial para aumentar las capacidades humanas, y no para reemplazarlas. Así lo sostienen dos expertos de Accenture en el tema en el libro "Human + Machine".

  Quizá te interese...

Basado en la experiencia de los propios autores y en una investigación cuantitativa y cualitativa con 1.500 compañías, “Human + Machine” rebate la creencia generalizada de que los sistemas de IA reemplazarán a los humanos en todos los sectores. Los autores del libro muestran que, si bien dicha afirmación se aplica en algunos puestos de trabajo en los que se implementará la IA para automatizar ciertas tareas, el verdadero poder de esta tecnología reside en incrementar las capacidades humanas.

“Nuestra investigación evidencia que, para aprovechar al máximo el poder de la IA, los líderes empresariales deben cambiar la relación entre los empleados y las máquinas para lograr una relación de ‘inteligencia colaborativa”, apunta Paul Daugherty, Director de Tecnología e Innovación de Accenture y uno de los autores.

Dicho de otra forma, no se trata de crear súper humanos ‘artificiales’ mediante IA, sino de “usar la tecnología para proporcionar ‘súperpoderes’ a los humanos, otorgándoles nuevas habilidades y capacidades para que puedan lograr más y aprender más rápido”.

La tercera ola de la transformación empresarial
La colaboración entre el hombre y la máquina está provocando lo que los autores denominan la “tercera ola” de la transformación empresarial (la primera, introducida por Henry Ford, se centró en la estandarización de procesos; mientras que la segunda ola consistió en la automatización de procesos y alcanzó su punto álgido en la década de los 90 con la implantación de la reingeniería de procesos). Dicha tercera ola habría creado lo que los autores denominan el “vacío intermedio” (missing middle en inglés), un espacio dinámico y diverso en el que humanos y máquinas colaboran para lograr un incremento significativo del rendimiento empresarial.

Y, ¿en qué consistiría esta colaboración entre humano y máquina? En el vacío intermedio es donde se tiene que producir esta colaboración. Los humanos trabajan con máquinas inteligentes para explotar lo que cada parte hace mejor; así, los humanos desarrollan, forman y administran numerosas aplicaciones de IA, mientras que las máquinas mejoran significativamente las capacidades de los humanos, como el procesamiento y análisis de ingentes cantidades de datos procedentes de numerosas fuentes en tiempo real. Para aprovechar todo el poder de la IA, las compañías deben llenar dicho vacío mediante la consideración de nuevas funciones de los empleados, el establecimiento de nuevos tipos de relaciones profesionales entre humanos y máquinas, el cambio de los conceptos tradicionales de gestión y la revisión de su propia concepción del trabajo.

“El poder sin precedentes de la IA para transformar los negocios está generando un desafío urgente y creciente”, afirma Jim Wilson, director general de Tecnología de la Información e Investigación Empresarial en Accenture Research y el otro autor del libro. “Para ayudar a los líderes a reimaginar sus procesos y obtener el máximo beneficio de la capacidad de la IA para mejorar las habilidades humanas, hemos desarrollado lo que nosotros hemos llamado el marco ‘MELDS’, con cinco procesos cruciales para que el negocio pueda verse impulsado por la IA: Mentalidad, Empresa, Liderazgo, Datos y Capacidades. Las compañías innovadoras pueden aprovechar este marco para subirse a esta tercera ola y aprovechar así la colaboración entre humanos y máquinas impulsada por la IA”.