Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas invierten en sistemas de colaboración pero no aprovechan su potencial

  • Estrategias digitales

Intel_Unite_colaboración_reuniones_1

Las organizaciones están adoptando tecnologías de colaboración para aumentar la productividad de los empleados, agilizar las decisiones e impulsar el trabajo colaborativo, en un momento de evolución hacia modelos digitales, que exigen cambios en la forma en la que se gestiona el talento. Un estudio advierte, sin embargo, que no se está extrayendo el potencial real de esta tecnología.

  Quizá te interese...

Muchas de las empresas que están abordando sus procesos de transformación digital están llevando a cabo iniciativas para mejorar la colaboración entre los empleados. De hecho, la digitalización obsesiona a la mayoría de las organizaciones como evidencia el hecho de que más del 80% de los CEO de las empresas FT500 están volcados en su transformación digital y en esta transición es importante la manera de trabajar de las personas. Se trata de aprovechar al máximo el talento de las personas para mejorar su experiencia en el trabajo.

Sin embargo, un estudio que ha realizado en España por IDC para Ricoh en el que han participado más de 200 empresas y administraciones públicas, sugiere que las empresas no están aprovechando su potencial. El 70% no tiene claros los conceptos ligados al término “colaboración empresarial”, a pesar de que un 68% de ellas estén utilizando soluciones de trabajo compartido para documentos, sistemas de mensajería instantánea corporativa (un 55%) y de videoconferencia de PC o sala (53% y 50%, respectivamente).

El problema, según la consultora, es que la mayoría de las empresas encuestadas utilizan herramientas que facilitan la colaboración, de forma aislada, pero sólo un 7% de las empresas cuentan con una solución completa de colaboración. “La utilización de herramientas independientes dificulta que se perciban de forma real los beneficios de trabajar de forma colaborativa. Las empresas que sí las utilizan coinciden en dar una buena valoración, y destacan como beneficios aportados por las soluciones de colaboración empresarial la mejora de experiencia de uso y la democratización del acceso a estas herramientas”.

Un sistema de colaboración empresarial bien diseñado simplifica el proceso de comunicación, el intercambio de información, incrementa la agilidad y la capacidad de respuesta, lo que significa una mejora de la relación con clientes y partners y redunda en una mayor productividad.

El documento profundiza también en los factores que llevan a una empresa a invertir en tecnologías de colaboración