Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Innovando el Futuro, tendencias que transformarán la economía y la sociedad hasta el año 2030

  • Estrategias digitales

Innovando el futuro

Adolfo Aguilar, presidente de la asociación Multinacionales por Marca España, ha hablado de la necesidad de adaptación a los cambios que impone la realidad durante la jornada Innovando el Futuro, donde ha tenido lugar la presentación del informe del mismo título que analiza las tendencias de futuro que transformarán la economía y la sociedad en el horizonte 2030.

En la jornada la jornada Innovando el Futuro, organizada por la asociación de Multinacionales por la Marca España, inaugurada por el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, Adolfo Aguilar señala que “el proceso disruptivo es permanente, un proceso que abre infinitas oportunidades de proveer valor”, pero es necesario “adaptarse a los cambios con una velocidad muy superior” a otros momentos de cambio.

  Quizá te interese...

Demanda este responsable “una apuesta por la innovación con políticas de financiación, fomentando la cooperación público/privada” porque la innovación “atrae inversiones internacionales de valor”.

Pero no se trata solo de un reto de España, sino que “Europa debe trabajar duro para estar a la altura de las circunstancias”, aunque, eso sí, el reto de España no es menor: “debe cambiar el modelo de negocio para no perder el tren”.

La presentación de los principales resultados del informe ha corrido a cargo de María Luisa Melo, presidenta de la Comisión de Innovación de Multinacionales por Marca España, que destaca que la innovación “es una prioridad para la asociación. El futuro es más disruptivo y acelerado, y las TIC deben ser las encargadas de hacer este futuro más sostenible”.

 

Innovando el futuro

Como decíamos, el informe Innovando el Futuro, analiza las tendencias de futuro que transformarán la economía y la sociedad hasta el año 2030.

En los próximos 12 años, la digitalización revolucionará la sociedad y la economía tanto en entornos industriales como en el día a día de diversos sectores, tanto empresariales como de consumo, con tecnologías como Big Data, que descubrirá a las empresas nuevas oportuniades de negocio; IA, que mejorará la gestión de herramientas complejas y eficaces; o Realidad Vitual o Realidad Aumentada, que supondrán una revolución en el consumo de contenidos.

El estudio destaca “el impulso de la innovación y el emprendimiento como ejes sobre los que debe pivotar la adaptación de la estructura económica a la nueva realidad. El progreso tecnológico tendrá un impacto directo en la creación de empleo y riqueza y se requerirá de la colaboración entre el factor humano y la máquina. Se considera necesario reenfocar el sistema formativo y adaptarlo a los nuevos perfiles y habilidades que exige el mercado”.

Los datos “serán el nuevo activo como ocurrió en el pasado con el capital o las infraestructuras. Su manejo adecuado permitirá la predicción de nuevas tendencias y toma de decisiones, que conllevará un uso de criterios éticos y tecnológicos exigentes para garantizar su privacidad y seguridad. Se avanzará en nuevos sistemas y herramientas de protección de datos como el cifrado y los acuerdos de confianza para potenciar la ciberseguridad”.

El informe apunta también que la Industria 4.0 “cambiará el funcionamiento del mundo tal y como lo conocemos. Las fábricas digitales dispondrán de soluciones en la nube para el análisis de datos con el objetivo de optimizar su rendimiento, ahorrar costes y garantizar la calidad de su producción”, lo que tiene una gran relación con la estrategia de digitalización actual de las compañías.

Las ciudades serán cada vez más inteligentes, con un uso mejorado de los recursos y con un cambio drástico en las condiciones de movilidad, con elementos como el coche autónomo, los trenes automáticos o los drones sin tripulación.

Otra de las áreas de gran evolución, según el informe, es la relacionada con la salud y la vida, con cambios significativos en “el conocimiento y la modificación del ADN, incluida la intervención sobre la longevidad y el envejecimiento, la medicina personalizada de precisión, y la prevención, previsión y diagnóstico basados en las tecnologías de la información y la comunicación”.