Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria cementera quiere evolucionar hacia modelos digitales

  • Estrategias digitales

cemento

La agrupación de fabricantes de cemento de España (Oficemen) quiere impulsar la digitalización del sector para lograr una mejora de las empresas en términos de eficiencia de costes y flexibilidad de la producción.

  Quizá te interese...

Oficemen va a incentivar el uso y la explotación de las mejores tecnologías disponibles con el objetivo de que las empresas del sector digitalicen sus negocios. Y, para lograrlo, ha lanzado con Siemens la iniciativa Cemento 4.0., que se basa en cinco pilares en los que habría que invertir: equipos inteligentes, trabajo en red e interconectividad, integración de la cadena de valor, productos inteligentes y análisis de datos.

En el caso de los equipos inteligentes, serán capaces de interactuar en las plantas del futuro con su entorno, mediante sensores flexibles, y de adaptarse a escenarios no previstos.

Para aprovechar la gran cantidad de información que traerá la digitalización en los procesos de producción del cemento, se deben conectar todos los niveles funcionales de cada empresa mediante un único sistema TIC descentralizado. Gracias a este segundo pilar, la conexión de la planta abarcará desde la logística de recepción de materia prima hasta la logística de distribución, sin olvidarse de la ingeniería de producto y la fabricación, salvando la distancia entre el mundo físico y el digital.

El siguiente pilar es integrar la cadena de valor con el objetivo de que las operaciones que se llevan a cabo cada día en una industria estén mejor coordinadas. Todos los eslabones de la cadena deben estar conectados completamente y a tiempo real.

El cuarto pilar habla de los productos inteligentes que se incluyen en el proceso de producción para proporcionar datos a los equipos con el objetivo de poder interactuar con los clientes y lograr beneficios en servicios adicionales.

El quinto y último paso es el análisis de datos, gracias al que se podrán mejorar las actividades de mantenimiento y producción. Para ello, las empresas deberán desarrollar o adquirir herramientas de análisis de datos que supondrán ahorros de costes gracias al mantenimiento preventivo y la práctica eliminación del almacenamiento de existencias. El análisis predictivo de cuellos de botella previsibles y la optimización de los activos ligados a la producción mejorarán la estrategia empresarial para poder tomar las mejores decisiones debido al manejo de la más completa información.