Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

A la búsqueda del Big Data Talent

  • IT Televisión

Big Data Talent Madrid se ha celebrado en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutente para buscar talento que permita explotar el mayor activo con el que cuentan las empresas actualmente: los datos.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Excellence Innova y Big Data International Campus, organizadores de esta segunda edición, lograban reunir a más de 25 empresas interesadas en atraer talento, y más de 450 interesados en saber qué se puede hacer con el Big Data.

Durante el evento de habló de las ciudades inteligentes, de plataformas capaces de contabilizar, medir y analizar todo tipo de datos para mejorar la agricultura, el deporte, la sanidad o la arquitectura. Se contaron historias de éxito y se lanzó un llamamiento a todo aquel interesado en convertirse en científico de datos y buscar el modelo adecuado que permita extraer valor a los zetabytes de información que están generando.

Con IT User como media partner, Big Data Talent Madrid arrancaba con una presentación de David Sáez, director de Big Data Internacional Campus, quien mencionaba el potencial del Big Data como algo “que lo cambiará todo”. El evento se realizaba en la Universidad de Matemáticas porque… “el big data no es sólo una cosa de  informáticos o telecos, sino también de matemáticos”, decía Sáez, animando a los asistentes a “interactuar con las empresas que han venido porque aquí se mueven iniciativas, intereses y proyectos”.

José Antonio Cano, Director de Análisis y Consultoría de IDC Research España, fue el encargado de cuantificar el potencial del Big Data, no sólo en lo que tiene que ver con el volumen de información sino en el impacto que ese Big Data tiene en una Transformación Digital que, sí o sí, hay que afrontar. Al menos si se quiere estar, porque para 2021 el 40% del PIB europeo estará digitalizado.

El viaje de la digitalización y el big data se inició hace cinco años, explicaba el analista, añadiendo que ambos nacieron “como consecuencia lógica de monetizar un activo de las empresas: la información, y por tanto los datos”.

Para 2017 tres cuartas partes de las empresas habrán finalizado el viaje de la Transformación Digital, donde el dato se convertirá en el principal activo de las empresas. “En 2020 el 50% de los gastos tecnológicos estarán relacionados con los daos”, aseguraba el analista de IDC, quien también aseguraba que el 45% de las empresas que adopten IoT aplicarán analytics e IA.

“Sobrevivirán quienes entiendan el proceso de transformación digital y tenga una estrategia de Big Data”, explicaba José Antonio Cano ante un auditorio lleno de posibles futuros superhéroes. “Esto no va de coger datos y analizarlos porque sí. Hay que saber qué queremos conseguir, qué fuentes de información tenemos, y si son viables, qué tecnologías necesito utilizar…” advertía el experto. Porque el camino no es fácil.

Aun así, “más de 300.000 puestos de trabajo relacionados con el Big Data se quedarán sin cubrir este año”, aseguraba Miguel Camacho, CIO de smartvel, una empresa que explota los datos geolocalizados para mejorar la experiencia de los viajeros.

El GPS es una tecnología antigua “que no hemos podido explotar suficientemente bien porque no teníamos herramientas para poder extraer valor”, explicaba el directivo. Las cosas han cambiado y ahora llevamos el chip en el bolsillo y se han generado varios modelos de big data en torno a la geolocalización –como el geofencing o el advertising, de grandes posibilidades.

Analizar el Big Data permitió a los responsables de la campaña presidencial de Obama saber que había un número significativo de mujeres apasionadas por George Clooney. Se organizó el sorteo de una vena con el propio Barack Obama y el actor, en Los Ángeles, en casa de George Clooney que recaudó doce millones de dólares. Esto es un ejemplo de la importancia de contar con los datos, y saber qué hacer con ellos, explicaba durante su presentación Adriana Cabanelas, directora de producto en Vodafone, en una ponencia que resaltó la importancia que las ciudades inteligentes y la analítica del big data para mejorar la vida de los ciudadanos.

De Smart Cities también habló Enrique Díaz-Plaza, responsable de desarrollo de negocio para el Sector Energético de IBM, quien se refirió a la inteligencia cognitiva, la base de Watson, para mejorar cosas tan prácticas como la circulación en las ciudades, o la experiencia de nuestros turistas y, en general “una total reinvención de la experiencia del cliente”.

“El 70% de las personas vivimos en ciudades, que cada vez son más sofisticadas y donde el ciudadano tiene una participación más activa”, decía Ricardo Aguado, responsable de IoT en Indra. Las ciudades tienen que evolucionar de una manera más sostenible y el IoT va mucho más allá de conectar dispositivos. “Nosotros evolucionadmos hacia la imagen digital, hacia el Digital Twin”, aseguraba el directivo, explicando que este concepto permite hacer una analítica de comportamiento para simular objetos, y así poder hacer predicciones. Todo ello buceando en el Big Data.

Guillermo Lalmonda, responsable de Vertica, una solución para Big Data de Micro Focus, aseguraba que el mundo físico “se ha convertido en un gran sistema de información”. El impacto del IoT y de la cantidad de datos que vamos a tener que gestionar no es sencillo. Vertica, una base de datos diseñada por y para el big data, “columnar de procesado masivo paralelo”, podría convertirse en el mejor aliado del analytics y el big data. Entre sus clientes, Uber, AT&T o Facebook.

Y así como se habló de Big Data y ciudades inteligentes, se siguieron contando historias de éxito y cómo un buen científico de datos, capaz de dar con el modelo adecuado, de saber qué hacer con los datos disponibles, podrá mejorar la vida en las ciudades, y generar un gran impacto en cualquier sector.