Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El 10% de los departamentos de RRHH dispone de herramientas de analítica predictiva

  • IT User

Perfiles profesionales TI

Esto implica la implementación de una estrategia de captación y consolidación de datos de empleados y la implantación de ciertas herramientas para el análisis y la explotación de la información.

Cada vez las empresas se preocupan más por la información relacionada con sus empleados como una forma de mejorar su gestión con la plantilla y, por extensión, el negocio. De hecho, los departamentos de recursos humanos empiezan a implementar herramientas tecnológicas que les permitan almacenar y estructurar esos datos para generar conocimiento. En este contexto, y según Cognodata Consulting, la gran mayoría de las organizaciones españolas se encuentran en un proceso de definición y construcción de la infraestructura necesaria para lanzar este tipo de iniciativas, disponiendo mientras tanto de multitud de datos no integrados ni estructurados y capacidades de analítica muy básicas.

Más sobre Big Data...

Big Data: abre tu arquitectura y mantén tu negocio funcionando

Moderniza tu base de datos y prepárate para el Big Data

La transformación de Big Data: por qué el cambio es bueno para tu negocio

El poder disruptivo de Big Data

Para la compañía, existen tres niveles de implementación de soluciones de People Science. En primer lugar, estaría el nivel de analítica básica, en el que se encuentran el 80% de las empresas, según porcentajes acumulados. Aquí se utilizan datos no integrados y generados en parte manualmente para ilustrar un aspecto particular de los recursos humanos, como registros de ausentismo, tasas de rotación, ratios de reclutamiento, etc. El análisis sólo se aplica para la descripción o seguimiento comparativo en el tiempo y se trabaja con datos en formato ofimático obtenidos de un ERP o generados de forma manual.

El siguiente nivel es el de la analítica avanzada, en el que se sitúa el 30% de las compañías en España, según porcentajes acumulados. En éste, se consolidan ya ciertos procesos para alimentar un repositorio de análisis, permitiendo la combinación de diferentes tipos de datos para la investigación específica de ideas y situaciones que permitan entender la correlación entre diferentes variables, como por ejemplo la inversión en formación frente a la tasa de rotación no deseada. Estas empresas utilizan algún tipo de software de base de datos y de reporte y aplican procesos de monitorización y mejora de la calidad de los datos.

Finalmente, en el último nivel, el de analítica predictiva, únicamente se encuentra el 10% de las organizaciones, según porcentajes acumulados. Son aquéllas que disponen de un repositorio de información maduro y de calidad, con volumen histórico y suficiente para realizar modelos predictivos y pronosticar comportamientos o escenarios futuros, y adaptar así los esfuerzos de captación, retención y formación de sus empleados. Aquí las compañías utilizan algún tipo de software de análisis y reporte para desarrollar, industrializar y reportar la generación de insights y las capacidades analíticas son avanzadas.

“En España, algunas empresas están innovando en esta área construyendo repositorios de información, e incluso ejecutando proyectos piloto que ayudan a derribar las tres principales barreras de la aplicación de analítica a los recursos humanos, que son: el escepticismo; la necesidad de desarrollo de infraestructuras, herramientas y tecnología; y la desorganización y falta de sistemática en la recopilación y tratamiento de la información”, asegura Daniel Domínguez, socio de Operaciones en Cognodata Consulting.