Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Seis capacidades necesarias para que las empresas industriales dominen la digitalización

  • IT User

industria conectada

Accenture publica un libro en el que insta a los fabricantes industriales a digitalizar sus operaciones, productos y servicios para aprovechar al máximo el Internet Industrial de las Cosas, la analítica, la Inteligencia Artificial y otras tecnologías.

Con el título “Industry X.0 – Realizing Digital Value in Industrial Sectors”, Accenture ha publicado un libro en el que sostiene que las empresas industriales deben comenzar su camino hacia la digitalización mediante el dominio de lo que, a menudo, se conoce como la cuarta revolución industrial, y seguir avanzando hacia las próximas iteraciones de la Industria X.0, un tremendo desafío que debe superarse.

Quizá te interese...

Barómetro del emprendimiento de éxito en España

Aumenta la colaboración en DevOps y mejora el rendimiento

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

La transformación de Big Data: por qué el cambio es bueno para tu negocio

De hecho, según figura en el libro, Accenture Research y el World Economic Forum afirman que los fabricantes industriales podrían contribuir a desbloquear un valor estimado de 100 billones de dólares en los próximos siete años, si logran aprovechar el Internet Industrial de las Cosas y la digitalización para mejorar enormemente la seguridad, el empleo, los ingresos, la creación de valor industrial, la eficiencia de los recursos y los beneficios dentro de sus operaciones y ecosistemas.

En palabras del autor del libro, Eric Schaeffer, “el barco ha navegado claramente para los escépticos digitales. Los sectores industriales, que representan dos terceras partes del producto interno bruto mundial, cambiarán más allá de la tecnología digital, interrumpiendo hábitos comerciales, convenciones y modelos operativos de décadas”. Precisamente, continúa, “las empresas necesitan adoptar este cambio y aprovechar su potencial. Para ello, han de poner en marcha una estrategia clara para gestionar los pivotes organizativos necesarios y las capacidades digitales adecuadas para esta nueva era de fabricación digitalizada”.

En este sentido, y basándose en diversas investigaciones e ideas, el libro explora seis competencias básicas que tendrán un mayor impacto en las empresas industriales. Son éstas:

- Tener un enfoque superior de gestión del ciclo de vida del producto es vital. Durante la digitalización, el hardware, los productos, la maquinaria y otros activos de producción envejecen más lentamente que el software que los controla. Aumentar la integración temprana y la sincronización de ciclos de hardware y software ayudará a evitar complicaciones de producción más tarde.

- La incorporación de inteligencia de software y conectividad en productos permite la interacción con el entorno de producción. Como ejemplo de las mejores prácticas, el gigante industrial alemán Siemens, habiendo alcanzado el 75% de automatización digital en una de sus plantas, ha reducido su tasa de defectos por debajo de 12 ítems por millón producido, mientras aumenta la producción de la planta 8,5 veces, con pocos cambios en el empleo.

- El uso de analíticas para obtener información y soporte de decisiones a partir de datos recopilados por productos conectados y otras fuentes de datos es enormemente significativo. El movimiento, la recopilación y el análisis de datos pronto serán el pilar de los negocios altamente digitalizados. Un fabricante que no utilice analítica de datos se encontrará en una gran desventaja.

- Las empresas deben apostar por una fabricación ágil mediante la adopción de la automatización industrial siempre que sea posible para aumentar su velocidad y flexibilidad. La automatización ya está transformando la fabricación en las industrias de equipos automoción e industriales con sensores y mecanismos de control ahora incrustados en la mayoría de las máquinas.

- La transición a los modelos de negocio “as a service” ya está en la estrategia de muchos ejecutivos mientras buscan estar preparados para el cambio de paradigma hacia la economía de resultados, donde las combinaciones de productos y servicios ya no serán adquiridas como propiedad. En su lugar, se utilizarán de forma flexible como un servicio cuando sea necesario.

- Crear ecosistemas y ejecutarlos será clave, porque ninguna empresa estará en condiciones de poseer toda la cadena de valor digital en la economía de resultados. Coordinar ecosistemas de proveedores, clientes, socios tecnológicos, startups, académicos, competidores y otras partes interesadas será lo habitual.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos