Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Aumentan las oportunidades de mercado para los proveedores de LTE en el sector minero

  • IT User

industria, minería

Aparte de conectividad, este tipo de compañías pueden ofrecer servicios de valor añadido como grandes análisis de datos, seguridad de red y computación en el extremo.

La consultora ABI Research prevé que el sector minero gastará más de 2.900 millones de dólares, el 1,5% de su CAPEX total, en red privada en 2022, liderado por la demanda de tecnología de banda ancha inalámbrica, como LTE y Wi-Fi. Estas tecnologías soportan camiones sin conductor, trenes y taladros en minas, introduciendo eficiencia de costes y seguridad operativa, y haciendo de ellas entornos más seguros, inteligentes y autónomos.

Quizá te interese...

El entorno de la pyme en 2017

Cómo ser flexible y apto para la transformación digital

Cómo lograr el éxito en la gestión del rendimiento empresarial y la Inteligencia de negocio

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Rendimiento digital: la importancia para el retailer

Informe e-Pyme 2016

 

En concreto, de ambas tecnologías, LTE privada será la que mayor grado de adopción presente. La economía de las escalas a través de las estandarizaciones 3GPP y el avance en tecnologías de hardware y software LTE continúa haciendo que sea más potente y económica. “Las empresas mineras son las verdaderas pioneras cuando se trata de vehículos autónomos y despliegues de redes LTE privadas”, asegura Lian Jye Su, analista de ABI Research.

Según el directivo, compañías como BHP, Fortescue y Rio Tinto están actualmente realizando transportes y perforaciones autónomas en sus minas de hierro. “Creemos que el sector minero será agresivo en el despliegue de tecnologías inalámbricas y esto merece la atención de los proveedores de LTE y de servicios. La disminución de los ingresos procedentes del mercado de consumo obliga a los vendedores y operadores de LTE a explorar oportunidades de negocio en otros sectores como la minería. Aparte de la conectividad, se pueden ofrecer servicios de valor añadido como grandes análisis de datos, seguridad de red y computación en el extremo”, subraya.

Y es que, según la consultora, mientras que la mayoría de las decisiones tecnológicas en la minería vertical se basan en el análisis de costes, la LTE privada y la computación en el extremo pueden mejorar varios aspectos muy valiosos de las operaciones mineras. Por ejemplo, es posible disfrutar de una amplia cobertura, alto rendimiento de datos, control remoto o monitorización.

“A pesar de los avances tecnológicos, las redes privadas LTE y Wi-Fi aún se están desplegando predominantemente en minería de superficie. Por tanto, la subterránea será el próximo campo de batalla para la banda ancha inalámbrica. Sea cual sea la tecnología que pueda convertirse en comercialmente viable, seguramente será la dominante en el sector minero”, concluye Su.